Miguel Ángel Hernández Correa Por Miguel Ángel C. Manjarrez Álvarez
Quienes lo conocen, aseguran que Miguel Hernández Correa es un hombre singular, tanto por su honestidad como por su vocación de servicio. No ve pero tiene las facilidad de percibir aquello que muchos políticos no quieren mirar ya sea por irresponsables o debido a que son chapuceros.

La falta de vista ha desarrollado en Miguel Ángel los otros sentidos validando lo que le ha dado fama y presencia públicas: su sensibilidad social.

Después de insistirle valiéndonos de que él es parte del proyecto periodístico de la revista Réplica, prácticamente lo obligamos a concedernos una entrevista. Aceptó con la condición de que no le tuviéramos ningún comedimiento. Y lo intentamos.

¿Cómo pierdes la vista?, –preguntamos para iniciar.
–Padezco una enfermedad que se llama Retinosis Pigmentaria. A raíz de esta enfermedad se me fueron cerrando los campos visuales; fui perdiendo la visión periférica hasta quedar limitado de todo lo que es la visión central.

¿Cuándo empezó?
–Desde que era pequeño empecé con un padecimiento que se llama ceguera nocturna. Al llegar a los 26 años me hicieron el dictamen de Retinosis Pigmentaria cuando se me redujeron los campos visuales hasta que en el 2004 prácticamente perdí la vista: se me cerraron todos los campos visuales y solamente alcanzo a percibir un poco de luz o colores muy intensos.

¿Cómo fue tu relación con las personas una vez que perdiste la vista?
–Fue terrible.

¿Te cerraron las puertas?
–Totalmente. Trabajaba como funcionario del gobierno del estado de Veracruz cuando empecé a deambular con un bastón blanco; me cerraron todas las oportunidades y bueno, seis años estuve, por decirlo así, fuera de todo proyecto hasta el 2003 cuando fue invitado a participar en el proyecto de Fidel Herrera. Ahí fue donde se me reconoció como persona con discapacidad. Imagínate lo que se siente estar congelado durante seis años, fuera de toda propuesta o invitación de trabajo. Podría decir que contra lo que les ocurrió a varios de mis contemporáneos, a mi me tocó tener problemas con la Contraloría, pero por empobrecimiento explicable.

No existe ese delito…
–Sí, entre los políticos sí existe. Le llaman pendejismo.

¿Eres feliz?
–Demasiado. Soy una persona muy feliz. La vida me ha bendecido con muchísimas cosas, me ha regalado a manos llenas, y sí te puedo decir que soy extremadamente feliz.

¿Qué le dirías a quienes tienen una visión negativa de los discapacitados, o que se aprovechan de su situación para mostrarse nobles y comprensivos?
–Fundamentalmente que entiendan y que sepan que la discapacidad es un fenómeno social que se presenta en todo el mundo. En Veracruz y en la República mexicana, el 19% de las discapacidades son congénitas, la gente nace con una discapacidad. Y el 81% de las discapacidades son adquiridas. En ese 81% destaca un dato muy importante: los accidentes representan el 17% de las causas que originan la discapacidad y las enfermedades como la diabetes, por citar una. Tenemos un 32% de las enfermedades que están produciendo discapacidad en adultos.

¿A los empresarios, qué recomendaciones les darías para que contraten a una persona con discapacidad?
–Que ellos vean que cada individuo tiene una función, un talento muy especial. Todas las personas con discapacidad tienen cabida en cualquier empresa.

¿Algunos discapacitados que superaron su estatus y que forman parte de la historia?
–José Luis Borges, un hombre reconocido en las letras: a pesar de estar ciego fue director de la Biblioteca Pública Nacional. Beethoven, el músico que perdió el sentido de la audición y a quien nadie le creyó compuso la novena sinfonía, que es una de sus obras más excelsas. Graham Bell, el inventor del teléfono, que tampoco podía escuchar. En México tenemos ejemplos como el de Perla Bustamante, una campeona paralímpica en competencias de pista; como Nelly Miranda, una medallista de oro en las Olimpiadas de Beijing en la disciplina de natación. Otro ejemplo de tenacidad y voluntad para hacer cosas imposibles es Sue Aguayo, también colaborador de Réplica, un hombre que a pesar de estar ciego es campeón de Tae Kwon Do y un conferencista extraordinario. En fin, tantos y tantos nombres de personas que están participando en actividades muy concretas de nuestra vida, de nuestra economía y de nuestra sociedad.

–Si tuvieras la oportunidad de decirle algo el presidente de la República ¿qué le pedirías?
–Le pediría que incluyera sobre las políticas públicas una cobertura real e integral del concepto de persona con discapacidad; el espectro de este reconocimiento no basta en que se abran las puertas de Los Pinos, en que se abran programas y acciones de gobierno que carecen de la sustentabilidad de la política pública. Le pediría que inicie una reforma congruente para que en el artículo primero de la constitución en su primer párrafo se quite ese concepto de capacidades diferentes, el mismo que equivocadamente Vicente Fox incluyó en su iniciativa prensando en reconocer el concepto de persona con discapacidad que establece la convención de la Organización de las Naciones Unidas en donde se declara el respeto a los derechos humanos de las personas con discapacidad: el Estado mexicano lo firmó en el año 2008.

Compártenos una decisión importante en tu vida.
–La decisión más importante en mi vida fue el aceptar mi discapacidad y decidirme a vivir la experiencia de trascender y de transitar con un perro guía.

¿Eres miembro o encabezas alguna asociación civil?
–Actualmente realizamos una organización civil que es el Consejo Veracruzano para la Integración de la Discapacidad.

¿Han presentado alguna iniciativa al Congreso del estado o al Congreso de la Unión?
–Actualmente estamos trabajando en 18 puntos que ya entregamos al doctor Javier Duarte de Ochoa. En ellos solicitamos que los diputados, los presidentes municipales y el gobernador, los que están en funciones y los candidatos que ganen la elección, que impulsen políticas públicas incluyentes y con beneficios para las personas con discapacidad. Hablamos de construir un instituto veracruzano para la integración de la discapacidad; hablamos de establecer una política de reformas en el Congreso del estado en donde se adecuen las leyes, pero sobre todo que se generen beneficios como, por ejemplo, que en los contratos de licitaciones, de adjudicaciones directas que establezca la ley de adquisiciones y obras públicas del estado, se les dé un trato preferencial a las empresas sociales o personas físicas con actividad empresarial que tengan en su nómina a discapacitados.

¿Cuál ha sido la respuesta de estos personajes?
–Buena, positiva. Logramos incluir en su plataforma política este concepto; hemos logrado que se nos incluya en la línea discursiva; hemos logrado que se nos tome en cuenta como parte de este proyecto y de esta serie de reformas la cual no encontramos eco en ninguna de las otras fuerzas políticas que hay actualmente en la república mexicana.

¿Xalapa tiene para ti todo lo que requiere un discapacitado visual?
–La capital de Veracruz está en plena transformación. No tiene todo lo que debería de tener; sin embargo, puedo decirte que ya tenemos en el centro de la ciudad semáforos parlantes que nos sirven a los ciegos; que tenemos más rampas gracias al interés social del presidente David Velasco Chedraui y su esposa Mariana Munguía. No solamente se hicieron por ocurrencia o generación espontánea, sino que se ajustaron a los manuales internacionales que existen y lo más concreto: actualmente Xalapa tiene un promedio de 6840 personas con discapacidad.

Has dicho que el 2014 será un año importante, ¿por qué?
–Porque el gobernador levantó la mano en Guadalajara para pedir que por primera vez se abrieran los juegos centroamericanos a competidores con discapacidad. Esto es importante debido a que en Xalapa ahora no se trata de adaptar los estadios y los accesos de las banquetas, sino de llegar a personas con discapacidad de todos estos países. Por eso necesitamos adaptar hoteles y restaurantes. Y esta derrama económica propiciará que Xalapa empiece a tener una política pública con miras al 2014, que es cuando se van a tener los juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz.

¿Algún antecedente de políticos con discapacidad?
–Recuerdo a dos diputadas veracruzanas: la deportista Nelly Miranda y la señorita Daniela Nadal, una por Veracruz y la otra por Córdoba.

¿Qué nos cuentas de Oliver C.?
–Oliver C. es un perro guía donado de la escuela  Dogs For The Blind. Nació en Rochester, Michigan, y es parte de uno de los programas especiales, yo diría de los más sensibles que ha tenido Veracruz en los últimos tiempos. Es un Labrador de cuatro años de edad el cual me fue donado para que sirva como auxiliar para asegurar mi orientación, tránsito y movilidad como persona ciega.

¿Cómo llegó a tu vida?
–Oliver llegó a mi vida gracias a la Fundación Luz Óptical donde los mejores médicos del mundo son invitados a revisar casos de gente con pérdida de visión. Esos médicos me revisaron, hicieron todo el protocolo. Y se determinó que yo era ciego. Estando ahí un representante del Club de Leones y el coordinador de Perros Guía, el señor Luis Encinas Gil, me dijeron que ellos podían ofrecerme un perro guía si estaba yo de acuerdo. De momento la noticia me impactó porque significaba aceptar mi situación como ciego. Y bueno, dije que sí y se inició una aventura muy emocionante.

¿Qué consejo les darías a todas las personas que buscan una esperanza?
–Les comentaría de los tres procesos en la rehabilitación incluida la espiritual (nuestra legislación solamente acepta la rehabilitación física y la rehabilitación psicológica). Les diría que hagan lo posible para salir adelante en su proceso de rehabilitación física; que se fortalezcan mucho en su proceso de terapias de rehabilitación psicológica; que se reinventen y se construyan a sí mismos en la rehabilitación espiritual. Lo que sostiene a una persona con discapacidad adquirida y no adquirida es el espíritu, la actitud que llevan frente a la vida. También habría que decir a sus familiares que la familia es el eje fundamental para que una persona se reinvente y se integre a la sociedad de manera plena. Hoy por hoy la familia es el elemento, es el aliado esencial para que una persona con discapacidad salga adelante.

¿Qué le dirías a un padre que tiene en su vida a un hijo con discapacidad?
–Que lo ame profundamente, que no busque explicaciones de ¿por qué a mí? si no que busque el fin a esta gran responsabilidad, el para qué están sucediendo las cosas. Decirles a los padres de familia que Dios en ningún momento castiga, ni está aprobando las cosas. Permite que sucedan para que nosotros nos fortalezcamos y aprendamos a trascender como seres humanos. Los ángeles que de manera temporal bajan del cielo a través de las personas con discapacidad, nos enseñan muchas cosas y nos permiten compartir la vida en todo su esplendor.

¿Algo que quieras agregar?
–Agradecer la oportunidad de esta entrevista; recordar que hace ya muchos años Winston Churchill dijo que cuando alguien tiene un hermano, no necesariamente tiene un amigo, y cuando alguien tiene un amigo siempre encuentra un hermano. Esta familiaridad es lo que yo he encontrado en la familia Manjarrez; son estos hermanos a los que yo estoy profundamente agradecido porque su trabajo periodístico es fundamental, porque nos dan voz, nos dan luz y nos permiten avanzar en la percepción de un México diferente y de una sociedad totalmente distinta a la que nos han heredado nuestros abuelos...

La versión completa de ésta entrevista se encuentra en el número 37 de Réplica


ENTREVISTAS ANTERIORES
moncler kurtka parajumpers cena canada goose sklep moncler sklep woolrich outlet parajumpers kurtka moncler sale peuterey kurtka damska canada goose warszawa parajumpers outlet canada goose parka canada goose kurtki belstaff kurtka