Rafael Moreno Valle Rosas Por Miguel Ángel C. Manjarrez Álvarez
Gobernador Electo del Estado de Puebla 2011-2017
Entrevista realizada para Réplica en Mayo del 2007


–¿Rafa, qué significa para ti la política?
–Para mí la política es la actividad humana que te permite trascender a través de tus acciones en tu trabajo, porque las decisiones que tomas en el sector público impactan para bien o para mal a miles o millones de personas. Me parece que es la actividad en la que puedes tener mayor impacto en el resto de los ciudadanos.

Con estas palabras inició la entrevista a uno de los políticos más jóvenes y exitosos de la comarca. La cita fue en su casa donde, además del empeño por llegar al poder, se percibe el amor de un matrimonio cuyo deseo –así lo dijo el entrevistado– es prolongar la especie; es decir, tener uno o varios herederos.

–¿Cómo profesionista preparado en una de las mejores universidades, qué es para ti el plan B?
–Mi proyecto inicial estaba en el sector privado trabajando en la banca internacional, con mucho éxito. Era vicepresidente del décimo banco más grande del mundo en ese momento.
Pero siempre había tenido el deseo, la inquietud de participar en política. En ese momento sólo pensaba crecer en el sector privado y dejar la política para otra ocasión, tal vez a los 35 años.Sin embargo, se me presentó la oportunidad a los 30 años: Melquíades Morales me invitó a ser su secretario de Finanzas y Desarrollo Social. Posteriormente el Congreso del Estado y ahora el Senado. El sector público te obliga a estar listo para encontrar otras actividades porque hay muchas circunstancias que pueden influir, que están fuera de tu control y que pueden determinar tu futuro y por eso debes estar preparado. Sin duda yo siento que tengo las herramientas técnicas, la experiencia profesional y la preparación académica para poder reingresar en un momento dado al sector privado. Pero ya no lo haría en el sector internacional porque en términos personales estoy en otro momento de mi vida: casado, buscando tener mi primer hijo. Quiero seguir en casa con mi familia...

–¿Cuando ingresaste al sector político tu padre estuvo de acuerdo?

–Mi padre nunca ha estado a favor del sector público. Él no tiene buenas experiencias ni un buen referente del sector público. Está cien por ciento en la actividad empresarial. Le hubiera gustado que yo terminara una etapa de desarrollo profesional y consolidación económica de manera independiente, para después integrarme en sus negocios, en su empresas. Pero siempre cuento con el apoyo de mi familia.

–¿Hay muchos políticos que has tratado, alguno de ellos te ha impactado, cuál pudiera ser tu paradigma?

–Debo reconocer que en términos de su visión de país, de su compromiso con las reformas, Elba Esther Gordillo para mí fue un ejemplo. Lo viví en la Cámara de Diputados, cuando su interés personal era mantener la coordinación de grupo parlamentario del PRI en ese momento; sin embargo, su convencimiento e interés por sacar adelante las reformas, la llevó a tomar decisiones políticas que iban en contra de su interés personal pero que ella consideraba que eran decisiones favorables para el país. Entonces me pareció un ejemplo de sacrificio personal por el proyecto de nación.
Eso es lo más admirable de un político.

–¿Cuál es tu compromiso con la historia, con las tradiciones mexicanas, con el alma nacional que describió Alfonso Reyes, aquella que formó el sincretismo mexicano?
–Yo creo que sin duda un pueblo que no sabe de dónde viene, difícilmente puede definir a dónde va y una de las grades riquezas de México es su historia, su cultura, el tener tradiciones. Y esa riqueza, que tenemos como mexicanos, muchos países como Estados Unidos no la tienen. Sin embargo, parte de esa cultura debemos entenderla para poder entrar en la globalización, para poder adecuarnos a los retos y oportunidades que presenta la apertura comercial y la revolución tecnológica, porque es necesario “tropicalizar”, por usar algún término, los programas, los proyectos, la visión de competitividad que requerimos... El turismo es de manera clara una de las áreas de riqueza potencial más grandes de Puebla y de nuestro país. Mantener tu identidad, utilizar tu riqueza y tu bagaje cultural para generar ingresos, empleo, desarrollo y finalmente entender tus raíces y tu historia para poder entrar a competir en la globalización.

–¿De los migrantes qué piensas?
–Sin duda es uno de los problemas más graves que tenemos. Un porcentaje de más del diez por ciento se encuentran en Estados Unidos. Si bien podemos observar un efecto económico positivo, como son las remesas, también no estamos midiendo la desintegración familiar y los grandes costos de la migración. La migración es una gran escuela y debe servirnos para valorar lo que tenemos... Los mexicanos tenemos capacidad y debemos transformarla en acciones en nuestro país. No es necesario cruzar una frontera para ser competitivos, para poder generar riquezas; lo podemos hacer en México.

–¿Qué harías si el voto popular te pone al frente del gobierno de Puebla?
–Falta tiempo, pero sin duda buscaría integrar a Puebla a la globalización. Cuando fui Secretario de Finanzas y Desarrollo Social, Puebla fue el primer estado en recibir el pago de impuestos en Internet, en tener certificación ISO9000. Estoy convencido que el gobierno puede ser tan eficiente como la iniciativa privada y que debe ser tan eficiente. Puebla es un estado de contrastes. Contamos con un aeropuerto internacional, una de las plantas automotrices más sofisticadas que es la Volkswagen, una de las zonas comerciales de mayor desarrollo en el país como es Angelópolis. Pero por otro lado tenemos varios de los municipios más pobres del país. Somos el segundo estado con más instituciones educativas, pero también somos de los estados con mayor índice de analfabetismo. La Puebla moderna, la del desarrollo, la vanguardista, contrasta con la Puebla de la Sierra Negra, la Mixteca, la Sierra Norte donde se encuentran la zonas más pobres del país. Debemos de reducir esa brecha que hay en Puebla. Debe haber un piso mínimo de dignidad, acceso a servicios de salud, energía, agua, drenaje, que cuenten con los servicios mínimos. El principal problema que tiene Puebla es la dispersión, el costo de llevar inversión y servicios es muy alto. Hay muy pocos municipios que tienen la infraestructura, la ubicación y la posibilidad de crecer, y que van a impactar a los municipios aledaños. Hay que buscar los esquemas educativos para cada región del estado. Hacer un aeropuerto que podría resolver la situación del de la cuidad de México, que tendría un costo de 6 mil millones de dólares, que bien se podrían invertir mil quinientos millones de dólares en el aeropuerto de Puebla y otros mil quinientos millones en un tren interurbano a la Cuidad de México. Eso le daría un giro totalmente distinto al estado. Hay que buscar el esquema de desarrollo adecuado para el lago de Valsequillo. Debe de ser la iniciativa privada no el gobierno quien rescate ese proyecto, una coinversión con la iniciativa privada. Hay proyectos importantes. Es un estado con enormes retos pero con muchas áreas de oportunidad.

(Dejamos completa la respuesta para que el lector mida al entrevistado y valore su criterio político-económico, que por cierto es diferente al del gobierno marinista)

–¿Cuál es tu mejor recuerdo?
–En mi vida privada yo creo que el mejor recuerdo es haberme casado, fue un momento muy emotivo, significativo. Otro recuerdo-vivencia: cuando le llevé mis calificaciones a mi abuelo, el padre de mi madre, que en paz descanse, con diez de promedio en la universidad. Habíamos hecho un compromiso. Él estaba muy enfermo, había tenido un problema cardiaco. Estuvo muy cerca de morir. Fue a la universidad de Pensilvania. Yo estaba estudiando en ese estado. E hicimos un compromiso: si salía adelante, yo sacaría diez de promedio. Él lo logró y yo le cumplí. Lloramos los dos cuando fui a enseñarle las calificaciones.

–¿Tu mejor amigo?
Fernando Manzanilla, Pablo Kauman, Cabalán Macari, Marcelo García, Roberto Moya. Básicamente son ellos mis mejores amigos.

–¿Alguna fobia política?
Al escuchar esta pregunta cambió la expresión de su cara. Se le notó molesto e indignado. Y respondió serio, adusto:
–Lo que me molesta es la traición, el juego sucio, el incumplimiento de acuerdos. Para mí en política los acuerdos valen todo. La palabra empeñada se tiene que cumplir. En mi caso han manipulado las cosas y han dicho verdades a medias. Cuando yo he dado mi palabra, la he cumplido. Y cuando se me ha dado no ha sido cumplida. Esa es la causa de muchas acciones que he emprendido. Esa es mi fobia. Todo lo demás es parte del juego, como dice el licenciado Melquíades: al que no le guste el calor, que no se meta a la cocina. (Antes lo había dicho Manuel Bartlett).

–¿Qué es para ti el liderazgo?
Es la capacidad de identificar en un equipo las fortalezas y debilidades de cada uno de sus integrantes, para complementar las debilidades de uno con las fortalezas de otro, para poder hacerlo sentir como parte de un proyecto. Que se tenga una visión, un objetivo. Conformar un equipo y que exista y que se actúe en consecuencia.

–En tu acción como Secretario de Finanzas y luego como diputado y senador, haz tenido cercanía con los poblanos y sobre todo con la gente pobre. ¿Qué harías para aminorar esa pobreza?
–Es necesario tener un piso mínimo de dignidad, pero también es necesario que haya incentivos para la superación. Yo no creo en un gobierno asistencialista. Yo creo en un gobierno corresponsable. Que se pueda trazar con mucha claridad un esquema en el cual se dé un apoyo, se tienda la mano a la gente que más lo necesitan, pero que se les pueda ir integrando a los beneficios de la economía de mercado, que se puedan ir haciendo compromisos. Hay que fomentar esa corresponsabilidad. Esa es la visión de un gobierno: que te de dignidad, que te haga sentir importante, que te imponga también un compromiso con el desarrollo.

–¿Qué opinas de la educación?

–Es necesario que la educación nos de las herramientas para poder integrarnos con éxito a la economía de mercado, a la economía abierta. Hemos seguido un esquema de cobertura educativa a costa de la calidad educativa. Lo podemos ver en el estado de Puebla: se han creado muchas escuelas por una demanda política, pero no tienen las condiciones adecuadas para cumplir con su función. Los maestros ¿acaso tienen realmente los cursos de capacitación para estar actualizados? ¿Cuántos maestros han tenido un curso para saber usar una computadora? Me parece que hay programas novedosos como Enciclomedia, pero si el maestro no sabe usar una computadora difícilmente va a poder salir adelante. Hay que acercarnos a un modelo de calidad educativa y de corresponsabilidad con los maestros. Debemos crear programas donde se otorguen incentivos a los padres de familia que participen en la mejora de las escuelas. Y a los maestros que cumplan bien con su trabajo, también darles un incentivo.

–¿Funciona en política la equidad de género?
Cada vez más. Hay participación de las mujeres. Estoy convencido que el mejor mecanismo es empezar desde abajo; creo que la igualdad entre hombres y mujeres no está a discusión. Aquí el asunto es, desde el punto de vista cultural, que desde pequeños se aprenda en las escuelas y tengamos mujeres capaces de acceder a los diferentes puestos. Pero el hecho que la presidenta del sindicato más grande de América Latina sea mujer y la presidenta del PRI sea mujer y que la candidata que logró mantener el registro de su partido, Patricia Mercado, sea mujer, muestra que se avanza en este sentido. El PRD tiene aquí en Puebla como presidenta a una mujer. Y el PRI a una secretaria general.

–¿Te vas a hacer militante del PAN?

Los estatutos establecen que cuando vienes de otro partido, tiene que pasar un año y medio. Ya cumplí con ese tiempo. Hemos estado participando desde que soy senador como miembro activo del PAN. El siguiente paso es mi afiliación como miembro adherente, que la haremos antes de julio. He estado leyendo los estatutos, estudiando la doctrina. Al momento de adentrarte en el partido, te das cuenta que en términos de principios, no hay nada que no sea aceptado. Todos los que participamos en política partimos de una buena intención. Yo creo que todos los partidos tienen esa intención. El PAN está a favor de la educación laica, de la educación gratuita; busca que la educación engrandezca a la persona. Es un partido con una visión de futuro. Yo no siento que me haya cambiado el haber renunciado de un partido para adoptar otro; soy la misma persona.

–¿Cuántos integrantes tiene tu grupo político?
–Un buen número. Tenemos presencia en todo el estado, tenemos amigos que militan en todos los partidos políticos. Comparto con ellos el proyecto para el desarrollo de Puebla. Sin duda es una estructura sólida, viva y fuerte en el estado de Puebla.

–¿Tu libro de cabecera?

–El arte de la guerra, de Tzun-tsu.

–¿Qué le aconsejarías a Mario Marín?
–Bueno, yo soy nadie para darle consejos. Sería muy difícil porqué no hay una relación de confianza, afectiva, de mucho tiempo como para dar un consejo. Sólo lo que he dicho anteriormente y lo reitero: en la medida en que el gobernador o cualquier poblano esté haciendo una propuesta para beneficiar al estado, contarán con mi apoyo personal y político.

–¿Regresarías al PRI si te lo pidieran?

No, yo digo que el PRI ya no tiene remedio; que es un partido que no ha podido definir cuál es su ideología. Históricamente la ideología del PRI era la ideología del Presidente de la República en turno. En el momento en que el PRI pierde la presidencia, era la oportunidad para que se definiera: si era el partido cargado a la izquierda, o si iba a convertirse en un partido democratizador, reformador, con visión de futuro y a tomar las banderas de la globalización, de la modernidad, de la competitividad. Pero no supo tomar esa determinación. En el momento en que pierde la presidencia, desaprovecha la oportunidad. No escucha el llamado de la sociedad que exigía su cambio. Toma el partido Roberto Madrazo y lo utiliza para eliminar a todo aquel que no compartía su proyecto personal. En ese proceso Madrazo terminó de aniquilar al PRI. Prueba de eso son los resultados de los pasados comicios: por primera vez en la historia el PRI quedó en tercer lugar. Muchos pensamos que desde dentro podíamos cambiarlo. A mí me tocó el PRI de Zedillo, en materia económica con una visión muy similar a la de Fox y a la de Calderón. En la ultima asamblea no pudieron llegar a acuerdos. En el tema del aborto, el PAN tiene una visión clara y el PRI quiere quedar bien con todos.

La entrevista que se alargó más de lo esperado, concluyó con una referencia afectiva a Melquíades Morales Flores, maestro electoral y político de Rafael. “Nos llevamos muy bien”, dijo el senador del PAN. “Hemos podido asimilar los resultados de nuestra lucha política personal. No hay resabios y podría haber acuerdos siempre y cuando haya coincidencias en la búsqueda de justicia social, término que también figura en los postulados de Acción Nacional.



ENTREVISTAS ANTERIORES
moncler kurtka parajumpers cena canada goose sklep moncler sklep woolrich outlet parajumpers kurtka moncler sale peuterey kurtka damska canada goose warszawa parajumpers outlet canada goose parka canada goose kurtki belstaff kurtka