Elizabeth Morales Por Miguel Ángel C. Manjarrez Álvarez
Presidenta municipal electa de Xalapa, Veracruz.

Es guapa. Tiene carisma. Se expresa con solvencia. Conoce la política de su tierra y, además, domina los temas que interesan al municipio de Xalapa. Ella es la presidente municipal electa de la capital del estado de Veracruz. Y los que siguen sus conceptos e ideas para mejorar la vida, la seguridad y el futuro de los ciudananos que habrá de gobernar.

–Elizabeth ¿cuál será tu primera acción como presidenta municipal?

–Primero poner a funcionar los cinco ejes que propuse en campaña, los ejes rectores del Plan Municipal de Desarrollo. Por ejemplo: la captación de agua propia para que no dependamos de otros estados y de otras fuentes de abastecimiento. En eso estamos trabajando y para ello conseguiremos los recursos de los gobiernos federal, estatal los que generan los impuestos municipales. Desde el primer minuto de mi gobierno habrá acciones concretas. Queremos una Xalapa productiva. Y para ello atraeremos recursos valiéndonos de las fuentes de financiamiento que ahí están esperándonos.

–¿Te sientes capaz?
–Claro. Soy una mujer que planea, soy administradora de empresas y es muy difícil para mí decir: “la primera acción va a ser tal o cual”, porque si lo decimos de una forma espontánea, cae fuera de una planeación integral. Lo que he visto es que a Xalapa le falta justamente una planeación. Hemos venido haciendo lo que creemos conveniente, de forma aislada, y esto nos ha llevado a resultados positivos, pero también desarticulados. Por lo tanto, lo primero que haré siendo pesidenta municipal electa es proponer al cabildo mi plan de trabajo. Antes buscaré negociar los recursos que nos permitan que el primero de enero tengamos un calendario de acciones concretas con un presupuesto específico.

–Durante tu campaña ¿cuál de las peticiones de los ciudadanos te marcó, te impactó?
–Varias. El problema de la recolección y manejo de la basura, el agua potable, el empleo. Eso fue lo recurrente. Otra de las peticiones es el combate a la corrupción: en todas las reuniones me dijeron: “Por favor trabaja para que se combata la corrupción. Que no haya el famoso tráfico de influencias. Que no se hagan las cosas por beneficiar a grupos”. El combate a la corrupción aparecía en todas las reuniones; si en un día iba diez en esas diez se mencionaba. Es uno de los anhelos de la población de Xalapa, quizá el más consistente.

–¿Qué piensas hacer para que trascienda tu gestión?
–Sé que llego para trabajar por el progreso de Xalapa, para que sus habitantes tengan al alcance todos los satisfactores que puede ofrecer una administración municipal. Xalapa es una ciudad preparada para un desarrollo importante que marque su destino. Para lograr este propósito cuento con la voluntad de todos y cada uno de los xalapeños. Todos queremos que Xalapa tenga recursos propios suficientes complementarios a los recursos federales y las aportaciones estatales. Tenemos que hacer mucha obra pública para detonar el consumo y fomentar la expansión de las empresas, de los comercios y por lo tanto del empleo. Y una ciudad que tiene empleo, que su población no está desocupada es una ciudad que va a tener seguridad, un espacio donde la familia va a vivir más tranquila. Cuando hay desempleo se incrementan los problemas familiares, aumenta el alcoholismo, la drogadicción y la delincuencia.

–¿Cómo ves a México?
–Lo veo como un país hermoso, rico culturalmente, con gente extraordinaria y generosa por tradición, con una naturaleza pródiga que debemos cuidar. Lo veo como un país de oportunidades que requiere de una dinámica diferente. Hay más de cien millones de mexicanos, la mayoría decepcionados del supuesto cambio.

–¿Qué nos dices sobre la ética política?

–Es determinante. La política en su definición etimológica habla del servicio a la sociedad; servir a los demás a través del puesto público que el pueblo te confió. Yo creo que eso implica el hecho de que nos pongamos a trabajar, de que pensemos en los intereses de la gente, de servir a los gobernados sin distinción de clase, religión o ideología política.

–¿A quién admiras?
–Admiré y sigo admirando a las dos señoras que coincidieron en mi programa de radio. Una de ellas es una madre que estaba cuidando a su hermana en el hospital. Fue a pedir medicamentos y en la plática me dijo que estaba preocupada porque por atender su hermana no había visto a sus hijos y no tenían nada que comer. Terminó el programa, le conseguimos la medicina y cuando nos despedíamos llegó la otra mujer sumamente sudada: llevaba una jarra de plástico cubierta con un papel aluminio. Me preguntó dónde está la madre que acaba usted de entrevistar. “Aquí está”, le respondí y ella siguió con su explicación: ‘Cuando estaba cocinando en mi casa para darles de comer a mis hijos oí la entrevista y les dije: ahorita vengo. Así que agarré la mitad del caldo, la mitad del pollo, llené la jarrita y corrí para alcanzar a la señora y ayudarla con algo para que sus hijos tengan que comer’.

–¿Qué piensas de la honestidad en el servidor público?

–Que es lo más importante, igual que la verdad.

–¿Y de la deshonestidad?
–Es lo negro. Lo primero que debe de tener un servidor público es una real vocación de servicio y ser honesto para poder construir una sociedad. Si los intereses son otros, no tienes nada que hacer en el servicio público. Vas a acabar mal, pero sobre todo, vas a dejar mal a toda la sociedad que cree que con tu esfuerzo y trabajo, más el de ellos, se hará algo bueno en este mundo, en esta ciudad, en el municipio donde vivimos y convivimos.

–¿Qué les dirías a tus homólogos en México y en el mundo para convencerlos de que se hermanen con Xalapa, cómo los convencerías?

–La verdad es que a Xalapa le hacen falta recursos, dinero. Pero Xalapa tiene una vocación natural y su vocación natural es que Xalapa es rica; es rica en cultura, es rica en su contexto de la naturaleza; es rica físicamente, es rica en su historia. Les diría que sí nos dan la oportunidad de recibirlos en Xalapa conocerán nuestras riquezas culturales, históricas y artísticas. También les diría que hay que hermanar Xalapa con cualquier parte del mundo, porque esta la capital de Veracruz posee una gran riqueza cultural, artística e histórica; es la puerta que comunica a América con el viejo mundo; es el primer eslabón de la gran cadena de historias, encuentros y desencuentros.

–¿Qué les dirías a los jóvenes?

–Qué hagan todo como lo que son, jóvenes que tienen toda la energía y toda la pasión y que así como se enamoran con mucha pasión, que también se dediquen a estudiar con mucha pasión, a divertirse y a trabajar con esa misma pasión. Que disfruten lo que están haciendo. Que se den su tiempo de disfrutar y que cuando sea tiempo de estudiar lo hagan con la misma pasión…

–¿A las mujeres?
–A las mujeres les diría que sigamos echándole muchas ganas, mucha inteligencia; que no nos desanimemos cuando encontremos dificultades en el camino que para las mujeres suele ser muy complicado. Se han roto barreras y eso ha hecho que seamos multiculturales y que estemos abiertos a conocer otras expresiones. Que tomen nota de que hoy la sociedad está lista y que nosotras estamos listas para encontrar la articulación que nos permita ir entretejiendo las oportunidades en las cuales tengamos que participar. Que no se desanimen, que sean fuertes, que nos sumemos, que nos ayudemos unas a otras, en los momentos difíciles.

– ¿Qué le dirías al presidente Calderón si te pidiera un consejo?
–Pues le diría, piense primero en la gente, tenga usted la fortaleza para tomar decisiones firmes, piense y póngase a trabajar.

–¿Algo que quieras agregar?
–Nada más agradecerles su interés en Xalapa. Y agrego que para mí la presidencia municipal es la gran oportunidad de poder transformar para mejorar a nuestra ciudad que, como cualquier capital tiene problemas complejos. Cada proyecto va a requerir de la participación de todos. Y en la medida que sumemos nuestro esfuerzo, en esta medida nos va a ir muy bien. Mientras llega mi tiempo respetaré a mi alcalde en funciones a quien le deseo éxito en su trabajo que, estoy segura, ha sido diseñado para servir a los gobernados.

“Así es que gracias por venir a Xalapa y por tomarme en cuenta...”



ENTREVISTAS ANTERIORES
moncler kurtka parajumpers cena canada goose sklep moncler sklep woolrich outlet parajumpers kurtka moncler sale peuterey kurtka damska canada goose warszawa parajumpers outlet canada goose parka canada goose kurtki belstaff kurtka