María Brenda Valderrama Por: Miguel C. Manjarrez Álvarez
Su expresión verbal irradia seguridad. Su rostro la muestra como una mujer realizada y a la vez decidida a hacer más de lo que ha logrado. Es amable y asertiva. Está en lo suyo: la búsqueda de nuevas fórmulas para beneficiar a la sociedad. Y se echó a cuestas el reto de ubicar al de Morelos como un gobierno precursor en materia de ciencia y tecnología.

María Brenda Valderrama Blanco, es doctora en investigación biomédica básica (programa de la UNAM) especializada en biotecnología. Su fama y trabajo como investigadora la puso al frente de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología del Gobierno del estado que gobierna Graco Ramírez.

La entrevistamos para conocer y compartir con nuestros lectores lo que ocurre en esa entidad teñida de rojo, no por un efecto químico sino por la violencia que parece ser el pan de todos los días, eventos cuya consecuencia es legado de malas administraciones, precisamente.

—¿En qué nivel está la ciencia en Morelos?, preguntamos y respondió:

—Primero me gustaría dar una radiografía de la ciencia en Morelos: tenemos dos recursos de nivel internacional por lo que es conocido. Uno es el turismo y el otro es la ciencia. A nivel científico Morelos tiene dos mil investigadores, el número per cápita más alto del país. De esos dos mil, ochocientos sesenta están en el Sistema Nacional de Investigadores (sin)

Aquí hago un paréntesis para aclarar al lector que Cuernavaca es una ciudad del interior del país con el más alto índice de población flotante. Cada fin de semana aumenta y produce desde conflictos urbanos: basura, contaminación y delincuencia, hasta la violencia que conocemos. Es un parámetro que no figura en el censo tradicional. Seguimos con la entrevista:

—Existen 40 centros e institutos de investigacion. Un número importante de premios nacionales e internacionales en el estado. Tenemos el liderazgo en muchas áreas y una fortaleza muy grande después de treinta años de investigación de muy alto nivel. Eso nos permitió la creación de la Secretaría a partir de que la investigación se está dando y bien. Tenemos que atender algunos temas emergentes o de instituciones muy jóvenes que requieren un impulso económico para que se consoliden. En general el sistema de investigación en Morelos no necesita que lo atraigamos, más bien que lo potenciemos.

Sobre el proyecto para promover el desarrollo de la ciencia y tecnología en las universidades y empresas ubicadas en la entidad.

—La investigación en Morelos es muy robusta, la investigación básica es de las primeras del país, depende cómo lo midas, la 1ra. o la 2da., no hay más. Y nuestro trabajo en la Secretaría es cómo transitar de la investigación de excelencia al bienestar de la sociedad. Lo estamos haciendo por dos caminos. El primero: la divulgación y comunicación de la ciencia. La generación de conocimiento que se da en el estado es otra de sus grandes fortalezas, la que traduce en bienestar para la gente. Segundo: tenemos varios programas, algunos financiados por conacyt, otros por recursos propios, todos diseñados para llevar el conocimiento y el pensamiento científico a las escuelas; es decir, a maestros de primaria, secundaria en las comunidades más alejadas, y a los niños, mamás y todas aquellas personas que pudieran tener un beneficio en su vida diaria si aplicaran algunos de estos métodos, o adquirieran más conocimientos. La estrategia ha tenido éxito porque también participan la Secretaría de Cultura y la Secretaría de Educación. Es la Caravana de Ciencia, Cultura y Educación. El instrumento –que por cierto nos hicieron en Puebla el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, inaoe– es el tráiler de la ciencia. Junto con las otras dos secretarías recorremos las plazas públicas. El objetivo es que ese tráiler no permanezca un sólo día en el estacionamiento, sino que esté en rotación permanente en todos los municipios. Así acercarnos a la sociedad a la ciencia y la cultura. Hacemos demostraciones de robótica, talleres de lectura, de fábulas y de lectoescritura; también realizamos manifestaciones culturales a través de expresiones artística, de pintura y de teatro. El tráiler lleva un planetario móvil y películas. La experiencia que tenemos es que las escuelas los llevan y los niños regresan solos o con sus familias. Además tenemos el museo de ciencias para niños.

Otra misión es el contacto con la academia, que es facilitador fundamentalmente. Tenemos planeado crear tres centros morelenses de investigación además del que ya está creado. Este año habrá uno más y otros dos en el resto del sexenio.

El sector empresarial de Morelos tiene una baja tasa de vinculación con la academia. Eso impacta de manera negativa en la capacidad innovadora de las empresas, y por lo tanto no favorece la competitividad. Lo que queremos hacer es un círculo virtuoso entre academia-empresa-sociedad, de forma que los empresarios se vinculen con los académicos y se transfiera la tecnología de las universidades a las empresas. En ese aspecto tenemos dos programas importantes: Uno el de estímulos a la innovación, que es un programa nacional al cual nosotros cambiamos su dinámica e hicimos cinco talleres de acercamiento entre empresas-universidades. Gracias a este taller de vinculación y de preparación a este programa, ahora tenemos intenciones por cerca de los $150 millones de pesos.

Otro de los grandes temas que también es vinculación empresa-academia, es el número tan importante de posgrados de calidad que tenemos en Morelos. Esto genera un superávit de 100 maestros y doctores al año que no se quedan en Morelos porque no hay fuentes de trabajo y tienen que emigrar. Para tratar de paliar este problema vamos a crear los centros morelenses de investigación y a traer otros centros de investigación. Además queremos que parte de esta fortaleza en recursos humanos repercuta en las empresas. Abrimos un programa para incorporar a maestros y doctores a la industria. Y estamos participando en el programa de vinculación para que las empresas incorporen a maestros y doctores y aumente su competitividad con la generación de conocimiento científico.

Ahora lo que dice sobre la forma en que el gobierno morelense impulsa el desarrollo de la ciencia.

Tenemos una comunicación fantástica con los empresarios, con las cámaras, con las empresas de base tecnológica. Hemos atraído la inversión de diferentes estados del país, inclusive del extranjero porque el diseño que le dimos al parque científico tecnológico –que fue un proyecto que se arrancó desde el sexenio pasado y que nosotros modificamos en su concepción– permite que las empresas de base tecnológica que se instalen en Morelos puedan usar en forma muy productiva todos los recursos tecnológicos que tienen los 40 centros e institutos de investigación. Eso a cualquier empresa nueva no solamente le significa una reducción en sus costos de instalación, sino que le da una ventaja enorme en la competitividad hacia afuera y una vinculación permanente con los investigadores de Morelos. Esto aumenta su frescura en la generación de nuevas tecnologías.

—¿Tienen registros sobre las patentes de investigadores y científicos morelenses?, preguntamos y respondió:
Las patentes las hacen las universidades. Ellos son los dueños de la propiedad intelectual. Nosotros los apoyamos de dos formas: asesorándolos en los procesos de registro de patentes y coordinando las acciones. Morelos cuenta con siete oficinas de transferencia de tecnología. Participamos en la creación de una red de transferencia de tecnología para potenciar su trabajo, su capacidad. Y el gobierno dispone de una incubadora de empresas de alta tecnología. De esa forma, además de favorecer el registro de patentes impulsamos las licencias para operarlas con el fin de que adquieran valor.

—Otra pregunta: ¿a cuánto asciende el presupuesto estatal dedicado a la Secretaría y qué cantidad se dedica al gasto corriente?
Si tomamos en cuenta los par y pasos federales sube a $120 millones de pesos. El gasto corriente son $ 20 millones de pesos. El resto no es sólo para la investigación porque, como ya dije, la investigación en Morelos es tan robusta que tiene que tener fuentes de financiamiento ya seguras. Nosotros lo que tenemos que hacer es apuntalar algunas líneas de investigación, pero la investigación en Morelos no requiere impulso de parte de nosotros, requiere algún apoyo puntual y lo tenemos identificado: temas emergentes o temas de instituciones muy jóvenes. La mayor parte de este presupuesto está dedicado precisamente a la incorporación de egresados que para nosotros es clave al impulso de la transferencia de tecnología y al licenciamiento a la instalación de empresas de base tecnológica.

¿La participación del conacyt en los programas de su secretaría?
Esta Secretaría es la primera del país. Se creó el 1 de octubre del año pasado junto con el nuevo gobierno. Morelos es la única entidad de todo México que tiene la gobernanza completa del sector. ¿Qué significa esto? Nosotros tenemos además de la gestión de los fondos de conacyt, traemos los fondos de la Secretaría de Economía (se). Entonces no solamente tenemos la participación de conacyt, tenemos vinculación directa con la se, con el Instituto del Emprendedor y con las cámaras de ciencia y tecnología del Senado y de la Cámara de Diputados. Ayer estuvimos con ellos inclusive. Al lograr la gobernanza del sector podemos identificar los temas prioritarios para el estado y apoyarlos desde las fases más tempranas que son: la generación de conocimiento, la formación de recursos humanos, el patentamiento (sic) y la transferencia de tecnología. Una vez logrado lo anterior llevarlos hasta la incubación y la instalación de las empresas. Tenemos todo el control del tren de generación de valor y somos la única entidad del país con esas atribuciones.

—¿Y en este momento cuantas empresas están formando?
Tenemos en el parque científico y tecnológico instaladas y a punto de iniciar la construcción de instalaciones, ocho empresas. Y contamos con proyectos de otras catorce. Todavía nos queda espacio para treinta más y al ritmo que vamos es probable que en un año ya esté cubierto todo el parque, y en dos años empiecen a producir.

Tenemos varios proyectos más: el impulso de las áreas prioritarias en el estado, la instalación de empresas de base tecnológica, la creación de uno o dos megaproyectos de investigación científica y aplicada, y también presidimos el Consejo de Ciencia y Tecnologías de la Información del Gobierno del Estado, que es el que se encarga de toda la infraestructura de internet y de la agenda digital.

El programa consentido de la Secretaria es la creación de la red de innovación, donde todos estos elementos desde el investigador hasta el ama de casa participen de una red, cada uno en el rol que le corresponde y beneficie a la sociedad. El objetivo y misión de esta Secretaría es aumentar el bienestar de la sociedad a través de la innovación, la ciencia y la tecnología.

Somos un actor más de la red. Buscamos crear una estructura que tenga nodos, como buena red y que esos nodos se vinculen entre ellos. Nosotros seremos un nodo más. No es sano institucionalmente que todo confluya en nosotros para que se comuniquen académicos, empresas y sociedad. Aspiramos a que en el transcurso de este sexenio la red entre empresa academia y sociedad empiece a fluir. Seremos el facilitador, el que dicta políticas públicas, el que dirige los esfuerzos hacia un fin consensuado.

¿Existe algún proyecto para que la sociedad tenga internet sin costo?
Por supuesto. Tenemos tres fases, las generales de la sociedad digital. La primera es dotar de conectividad a todo el estado a través de una red estatal de telecomunicaciones. Después la sociedad del conocimiento: ¿cómo conseguir que la comunicación llegue a las personas y lo aprendan a valorar? Eso se logra a través del desarrollo de habilidades digitales en las familias y en los chicos y jóvenes. La tercera y más ambiciosa es la generación de una economía del conocimiento donde el valor de una persona sea dependiendo de lo que sabe, no de lo que haga. Con dos mil investigadores nosotros tenemos las condiciones idóneas para desarrollar esa economía del conocimiento. Lo que debemos hacer es vincular al sector empresarial para que empiece a generar valor. Por eso es tan importante la creación de esta red. Sería la forma de transitar como estado de la sociedad de la información a la del conocimiento, a la de la economía del conocimiento.

—Los investigadores ¿qué dicen sobre abrirse a la sociedad, están dispuestos?
—Encantados, cada quien dentro de su especialidad con sus características personales. Hay divulgadores de la ciencia que hablan de una manera maravillosa; saben cómo expresarse ante los niños, con los adultos y los maestros. Cada uno desarrolla habilidades especiales. Nosotros tenemos además tres academias: la Academia de Ciencias, la Academia de Ciencias Sociales y Humanidades, y la Academia de Ingeniería. Son nuestros asesores. Nos asesoramos para las grandes decisiones en las academias y éstas integran a los mejores y más destacados investigadores del estado. Para nosotros es una forma muy importante de consensuar ideas. Además tenemos un consejo consultivo de participación ciudadana creado por científicos, empresarios y sociedad en general. Todas estas grandes decisiones las rebotamos, las estudiamos con ellos y las vamos habilitando. Ni siquiera la creación de la Secretaría se hizo sin consenso social. El mismo organigrama de la Secretaría es resultado del consenso con los investigadores. Tenemos una buena aceptación y hay mucho optimismo en que trabajando juntos logremos transitar e impulsar al gobierno, al estado.

Ahora el final feliz de la entrevista:

—Tenemos estrategia. Se llama trabajo en red. Cuando identificamos un problema buscamos (es nuestro método) qué es lo que genera esta situación. De ahí nos vamos hasta el fondo de los problemas y hemos encontrado que son problemas que no dependen de una sola Secretaría. Lo que hacemos es unirnos, trabajar en red. Todas las decisiones importantes las tomamos dos o más secretarios juntos. Entre esos esquemas está el turismo científico que abordamos de tres maneras distintas, por ejemplo, la realización de conferencias y congresos en el estado con la atracción de estudiantes de posgrado e investigadores extranjeros para que realicen sus actividades y además generen proyectos de interés científico que capten personas de otros lugares que vengan a hacer turismo aquí en Morelos.

El lector tiene la palabra.




ENTREVISTAS ANTERIORES
moncler kurtka parajumpers cena canada goose sklep moncler sklep woolrich outlet parajumpers kurtka moncler sale peuterey kurtka damska canada goose warszawa parajumpers outlet canada goose parka canada goose kurtki belstaff kurtka