División e hipocresía en la Iglesia católica Por Manola Álvarez Sepúlveda
La renuncia del Papa Benedicto XVI causó conmoción a nivel mundial. Las opiniones se han dividido: los católicos que consideran que el Pontífice es el representante de Dios en la tierra, comentaron que debería haber seguido con su cruz hasta que Él lo llamara a su lado;  que seguramente se encargaría de proporcionarle las fuerzas necesarias para seguir adelante y que era una irresponsabilidad y una cobardía abandonar el cargo que le dieron los cardenales iluminados por la voluntad divina.

Los analistas políticos por su parte vieron en esta dimisión la prueba de que Ratzinger ya no controlaba las intrigas y complots que se realizaban dentro del Vaticano y como no podía hacer los cambios que le pedían los mismos cardenales, su estrategia fue irse él para que automáticamente tuviera que renunciar toda la Curia.

Esta última interpretación se vio reforzada por las declaraciones del Papa en su homilía del Miércoles de Ceniza, antes de hacer efectiva su renuncia el 28 de febrero próximo. Dijo:

“En ocasiones la Iglesia se desfigura por las divisiones dentro del cuerpo eclesiástico”. Lamentó igualmente la hipocresía religiosa, así como el comportamiento de los que aparentan y las actitudes que buscan ante todo el aplauso y la aprobación, e instó a superar el individualismo y las rivalidades.

Seguramente pensaba en lo sucedido con su mayordomo, quien era una persona de toda su confianza y con acceso a su mayor intimidad. Como sabemos, éste robó muchos de los documentos privados del Papa y los filtró a la prensa infidencia que llevó a que se conocieran las intrigas vaticanas. La existencia de un complot para envenenarlo, la corrupción al vender las audiencias papales, las cartas de los cardenales pidiéndole la cabeza del  secretario de Estado, Tarcisio Bertone, su mano derecha, por las “grillas” que había organizado en contra de todos los que se oponían a sus intereses.

Asimismo debe haber considerado su fracaso en la intención de aumentar el número de católicos en Europa en donde por el contrario disminuyó y hoy representa sólo el 24% del total igual que en América Latina, en donde la participación ha disminuido a 28%. En Estados Unidos sólo el 6% son católicos gracias a la población latina, mientras que el crecimiento más importante se ha registrado en África y Asia.

Los escándalos del Banco Ambrosiano y de la Logia P2 fueron un terremoto en la vida política italiana. Empero la investigación de sus ramificaciones hacia el Palacio de San Pedro, sobre todo en lo referente al lavado de dinero del narcotráfico, frenadas por Juan Pablo II al otorgarle a Marcinkus inmunidad diplomática para protegerlo de las órdenes de arresto de la policía italiana, pesaron sobre las espaldas de Benedicto XVI, quien hasta ahora nombró a un fabricante de productos bélicos, su paisano, nada menos que director del citado Banco.

El decano del colegio cardenalicio Ángelo Sodano, uno de los príncipes de la Iglesia que más daño le hizo a Benedicto XVI al proteger a los obispos y sacerdotes implicados en casos de pederastia, el delito más aberrante y deleznable que existe, declaró que la Iglesia recibió el impacto de un rayo inesperado (no se refería al de la cúpula de San Pedro) que la ha dejado temblando.

La renuncia del Papa entre otras cosas demostró que nadie es indispensable y que el Papa tiene las debilidades humanas de la vejez, la enfermedad y la incapacidad de lidiar con las intrigas de sus súbditos.

Su movimiento le permitirá estar cerca de su sucesor para, además de compartir los mismos jardines, intercambiar ideas o, por qué no, brindar al nuevo pontífice apoyo para no dejarse enredar por los “lobos”, como les llama Ratzinger. Además de que en el convento que se encuentra dentro del Vaticano, el ex Papa compartirá habitación con su secretario particular, a quien hizo Obispo, mismo que será el encargado de llevar la agenda de su sucesor. ¿Interesante no?

Se realizará los primeros días de marzo el Conclave (con llave), y de los 117 Cardenales que votarán al menos 68 de ellos fueron nombrados por Benedicto XVI. Su “Cofipe” señala que los votos son secretos, tanto que deben escribirlos con caligrafía legible pero irreconocible para que no se sepa nunca el sentido de su voto. Y si encuentran dos boletas con la misma letra, se anula la elección, o sea que el Espíritu Santo también puede inducir a la trampa electoral.

Esta subordinación de los cardenales al actual Papa, hará casi imposible que se elija a algún Cardenal reformista liberal que pudiera abrir la política eclesiástica a la aceptación del celibato, de la ordenación de las mujeres, de las prácticas de control de la natalidad, del matrimonio entre personas del mismo sexo y ni se diga de reconocer el derecho de las mujeres a suspender un embarazo.

Estas intrigas no tienen nada que ver con la religión y es la parte política de la Institución  milenaria, que está constituida en el Estado vaticano al que juran obediencia los sacerdotes. A tal subordinación se debió que los Constituyentes de 1917 decidieran no reconocer personalidad jurídica alguna a las instituciones denominadas iglesias, y que no se les otorgara el derecho al voto a los sacerdotes.  Esta dependencia quedó demostrada cuando el gobierno de Plutarco Elías Calles les solicitó que nombraran un encargado de los templos, (propiedad del Estado) que hiciera un inventario y se responsabilizara de que no se enviaría al Vaticano. Antes que aceptarlo cerraron los templos y se fueron a la guerra cristera.

Veremos cosas inéditas en el afán de recuperar la fuerza de la Iglesia católica.

alvarezenriqueta@hotmail.com




ARTÍCULOS ANTERIORES
moncler kurtka parajumpers cena canada goose sklep moncler sklep woolrich outlet parajumpers kurtka moncler sale peuterey kurtka damska canada goose warszawa parajumpers outlet canada goose parka canada goose kurtki belstaff kurtka