La porqueriza de Valle Fantástico Por Alejandro C. Manjarrez


Lo de Valle Fantástico tiene más aristas de las que hemos visto y se han discutido. Detrás del embrollo, que por cierto nació defectuoso porque los socios vieron en la operación la posibilidad de ganar mucho dinero con el pretexto del desarrollo ecológico, estuvo involucrado alguno de los empresarios vinculados con Televisa. Quizá el más interesado en reventar a Ricardo Henaine para, entre otras cosas, cobrarle alguna de las tantas “facturas” que éste seguramente le quedó a deber. Puede ser.

Me refiero a don Alejandro Soberón Kuri –socio de Emilio Azcárraga Jean–, director en jefe de la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), empresa que a través de René Aziz puso la chatarra que había servido en Divertido, uno de los parques que maneja el CIE. Con esos fierros, Soberón, Aziz y Henaine se hicieron socios en Valle Fantástico.

Pero ¿y qué es el CIE?, preguntará el lector.

Bueno, como ya quedó apuntado, es una holding que agrupa a varias empresas, todas ellas relacionadas con Televisa. La sociedad nació cuando Soberón se había convertido en el dolor de cabeza de Azcárraga. Esto porque que le competía en la organización de los espectáculos que trataba de promover Televisa, la empresa del canal de las estrellas.

Como lo hacen los buenos empresarios, Azcárraga y Soberón se pusieron de acuerdo para controlar y dividirse el mercado del entretenimiento. Así fue como nació el CIE.

Ahora bien, esa interesante relación comercial nos lleva a recordar algo de esta historia de capitales, en la cual Azcárraga es dueño del 60 por ciento de las acciones.

Las empresas de la holding mencionada, manejan la venta de publicidad estática (espectaculares, plasmas con información, puentes peatonales, publicidad multimedia en espacios públicos, etc.), los parques de diversión, la promoción y difusión de imagen (Enrique Peña Nieto era o es uno de sus clientes), la presentación de artistas, el manejo de ferias, las obras de teatro, en fin. Lo hacen a través de CIE comercial, CIE las Américas, y CIE entretenimiento.

Parte de esa información la publicó el periódico Milenio el 14 de febrero de 2008. Ahí se detalló uno de los movimientos que preparaba Alejandro Soberón. En la nota apareció el nombre de René Aziz Checa, quien hizo una operación financiera para controlar el parque de diversiones que el grupo construyó en Miami. Se trataba de un acuerdo para que Aziz manejara y expandiera a Estados Unidos el negocio que lleva el nombre de Divertido. Sin embargo, según la nota de marras, la reconformación en el capital de esa empresa no sería inmediata, puesto que “tendría que esperar a que el CIE pudiera concretar la venta de ese negocio y con ello su repliegue del ámbito de parques de entretenimiento, como la propia firma lo anunció al mercado”.

En Mágico, CIE posee el 50 por ciento del capital, mientras que a Divertido le corresponde otro 30 por ciento y al fondo privado ZN México, de Luis Alberto Harvey y Arturo Saval, el 20 por ciento restante.

Mágico está integrado por tres parques de diversiones en México: La Feria en Chapultepec en el DF, el Cici de Acapulco y Selva Mágica en Guadalajara.

Hasta aquí parte de la información publicada en Milenio.

Ahora veamos lo que apareció en e-consulta el 9 de enero de 2009:

“A las 6 de la tarde de este domingo 11 de enero, el parque de diversiones “Valle Fantástico” cerrará sus puertas por “tiempo indefinido”. La versión de la empresa a la casi centena de trabajadores: remodelación. Así terminará este capítulo con poco más de cuatro años de vida.

“Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), líder en entretenimiento en América Latina y hasta la semana pasada administradora del lugar, retiró este viernes en la noche la promoción de “Valle Fantástico”; en tanto, el dueño de la empresa de diversiones, Ricardo Henaine Mezher, ni siquiera emitió un comunicado para explicar la decisión.

“El reportero de e-consulta marcó el número telefónico 273 33 20 del ‘creativo e innovador parque de diversiones que garantiza entretenimiento y diversión para toda la familia’, según la información promovida por CIE en la red.

“–Bueno –contestó un varón.
“–¿Valle Fantástico? –preguntó el reportero.
“–Sí.
“–Quisiera saber si es posible comprar boletos.
“–¿Para cuándo?
“–Para la semana próxima.
“–Imposible, el parque se cierra el domingo a las 6 de la tarde.
“–¿En forma definitiva?
“–Si, el lunes empiezan a desmantelar los juegos.

““De acuerdo con los comentarios de algunos empleados de la compañía, Rodolfo Arango, representante legal de Henaine Mezher, anunció el plan. ‘Nos reunió a todos en el Área de Espectáculos el pasado jueves y ahí nos dio la noticia. Fue muy rápido. No explicó razones, simplemente nos pidió que ya no nos presentáramos a trabajar. Sobre la liquidación, dijo que no habría, pues sería remodelado el parque’.

“Cabe recordar que la sociedad de Henaine Mezher y CIE, de Alejandro Soberón, fue conformada en 2005, cuando el empresario entregó 51 por ciento de las acciones de la empresa al corporativo a cambio de albergar los juegos del extinto parque ‘Divertido’ (la chatarra que mencioné arriba).

“El cierre de ‘Valle Fantástico’ se dará a menos de cuatro meses del escándalo generado por la decisión de Henaine Mezher de vender el Parque Metropolitano, donde se asienta este centro de diversiones.”

Esta es la historia, extraña por cierto, que escribieron los hombres de Televisa, enredo que obliga a hacer las siguientes preguntas a quién corresponda:

¿Estarán los ex socios de Henaine detrás de todo este embrollo que recuerda la vieja serie televisiva Dallas? ¿La frustrada venta del inmueble habría sido la causa de la disputa entre socios? ¿Acaso embarcaron al gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, entusiasmándolo para que detonara desde su toma de posesión la bomba que pudieron haber sugerido Soberón-Azcárraga-Aziz? Si así fue, ¿a cambio de qué? Como verá el lector, este es un tema que por sus orígenes lleva un extraño tufo a porqueriza. Y si la respuesta a las preguntas apuntadas fuera en sentido afirmativo, tendríamos entonces que concluir con un dicho de las abuelas:

“En negocios de cochinos, todo es dinero, y en negocios de dinero, todos son cochinos”.
Y “aún hay más”, como habría dicho Raúl Velázco.

acmanjarrez@hotmail.com
ARTÍCULOS ANTERIORES
moncler kurtka parajumpers cena canada goose sklep moncler sklep woolrich outlet parajumpers kurtka moncler sale peuterey kurtka damska canada goose warszawa parajumpers outlet canada goose parka canada goose kurtki belstaff kurtka