El destino que nos espera Por Miguel Ángel Manjarrez Álvarez


Hemos escuchado siempre muchas teorías sobre el destino: que si está escrito; que si lo forjamos; que si vamos a morir en el 2012 según las predicciones mayas; que si ya se realizaron las profecías de Nostradamus. En fin, siempre hay alguien que se preocupa por preocuparnos. Lo importante es ser conscientes de que lo único que importa es el ahora, el hoy y el momento que vivimos, respiramos, creamos, procreamos y convivimos con la naturaleza.

Por eso y otras cosas relacionadas con el tema, refiero el libro de Alejandro Jodorowsky: Psicomagia. Contiene una serie de entrevistas y opiniones del autor chileno. Hay que leerlo, entre otras cosas, por lo que opina acerca del destino. Dice, por ejemplo, que "antes de nacer fuimos algo, como algo seremos después de morir. Ese algo supone una energía que nos hace nacer con una misión determinada. Nacemos con un destino pero hay otro que nos creamos con nuestras acciones".

En otra de las definiciones, la que a mi parecer contiene verdades sutiles, entendibles para cualquiera que haya estado en algún momento buscando la pócima para vivir mejor o por lo menos disfrutar la vida de manera racional, el autor dice la siguiente: “Tu destino son las estrellas, no hagas un nido en la cama, decide quebrar las anclas, desaloja la escalera, no trasquiles, crea lana, abre el ojo que no sueña, pierde la carne y las venas, deja desnuda a tu alma, haz de tu nombre una hoguera y dile a tu cojo anda, y dile a tu avaro ama. ¡Corónate de una cresta!”

Ojalá las predicciones Mayas no sean del todo ciertas, o que se refieran a un cambio en la consciencia de la humanidad, más que a una catástrofe natural. Los estudios científicos de alguna manera avalan dicha profecías ya que ese día (recordemos que los mayas eran excelentes astrónomos), el 23 de diciembre de 2012, se alinearán tres planetas causando el magnetismo que, dicen, afectará la armonía de la tierra (ha pasado en otras épocas y aquí estamos vivitos y coleando). Lo importante es ser felices y dejar que el Universo haga la parte que le corresponde y que la Tierra reaccione como tenga que hacerlo en el lugar donde se manifiesten sus respuestas ante las agresiones del hombre.

Cito a Jodorowsky para invitar a los lectores de Réplica a que analicen y ponderen sus consejos que forman un digamos que decálogo. Helo aquí:

Cuando dudes de actuar, siempre entre “hacer” y “no hacer” escoge hacer. Si te equivocas tendrás al menos la experiencia.

Escucha más a tu intuición que a tu razón. Las palabras forjan la realidad pero no la son.

Realiza algún sueño infantil. Por ejemplo: si querías jugar y te hicieron adulto antes de tiempo, ahorra unos 500 euros y ve a jugarlos a un casino hasta que los pierdas. Si ganas, sigue jugando. Si sigues ganando, aunque sean millones, sigue hasta que los pierdas. No se trata de ganar sino de jugar sin finalidad.

No hay alivio más grande que comenzar a ser lo que se es. Desde la infancia nos endilgan destinos ajenos. No estamos en el mundo para realizar los sueños de nuestros padres, sino los propios. Si eres cantante y no abogado como tu padre, abandona la carrera de leyes y graba tu disco.

Hoy mismo deja de criticar tu cuerpo. Acéptalo tal cual es sin preocuparte de la mirada ajena. No te aman porque eres bella. Eres bella porque te aman.

Una vez por semana, enseña gratis a los otros lo poco o mucho que sabes. Lo que les das, te lo das. Lo que no les das, te lo quitas.

Busca todos los días en el diario una noticia positiva. Es difícil encontrarla. Pero, en medio de los acontecimientos nefastos, siempre, de manera casi imperceptible, hay una. Que se descubrió una nueva raza de pájaros; que los cometas transportan vida; que un nene cayó desde un quinto piso sin dañarse; que la hija de un presidente intentó suicidarse en el océano y fue salvada por un obrero del cual se enamoró y se casaron; que los jóvenes poetas chilenos bombardearon con 300.000 poemas, desde un helicóptero, a La Moneda, donde fue eliminado Allende, etcétera.

Si tus padres abusaron de ti cuando pequeño/a, confróntate calmadamente con ellos, en un lugar neutro que no sea su territorio, desarrollando cuatro aspectos: ‘Esto es lo que me hicieron. Esto es lo que yo sentí. Esto es lo que por causa de aquello ahora sufro. Y esta es la reparación que pido’. El perdón sin reparación no sirve.

Aunque tengas una familia numerosa, otórgate un territorio personal donde nadie pueda entrar sin tu permiso.
Cesa de definirte: concédete todas las posibilidades de ser, cambia de caminos cuantas veces te sea necesario.
 
Hasta la próxima.
acmanjarrez@hotmail.com

ARTÍCULOS ANTERIORES
moncler kurtka parajumpers cena canada goose sklep moncler sklep woolrich outlet parajumpers kurtka moncler sale peuterey kurtka damska canada goose warszawa parajumpers outlet canada goose parka canada goose kurtki belstaff kurtka