Graco Ramírez ¿El salvador de Morelos? Por Tobías Cruz

El nuevo gobernador del estado de Morelos tiene en sus manos un reto titánico. Muchos aseguran que Morelos ya no será el mismo (que la boca se les haga chicharrón). ¿Dónde quedaron los miles de turistas que tienen o tenían residencias? Aquellos que caminaban por las calles con un rostro cuya tranquilidad y alegría mezcladas les hacía ver amables y amigables. Ahora ya no los vemos porque se ocultan detrás de los vidrios polarizados de sus automóviles con blindaje de guerra y custodiado por escoltas.

Graco Ramírez es una persona que destila experiencia, sapiencia y seguridad para enfrentar los problemas y lograr lo que ha prometido. Sin embargo, su actitud nos deja ver que puede rebasar la delgada línea de la soberbia, esa actitud que suele exacerbarse cuando se logra el éxito. ¿Resistirá la andanada de los problemas que trae la inseguridad, la pobreza, el endeudamiento y los resabios de quienes lo ven soberbio, selectivo y refractario?

Graco, el gobernador, ha prometido muchas cosas. Si las cumple pasará a la historia como el mejor gobernador del estado.

Es un hombre maduro de 63 años, circunstancia que podría ayudarlo si partimos de la premisa de que los hombres con experiencia saben que para trascender es necesario obtener resultados inmediatos ganándole tiempo al tiempo sin perderlo poniéndose a competir con los políticos jóvenes. Diría Bernard Shaw, Graco que ya se curó de esa enfermedad que sólo se quita con los años.

En seguridad Graco pidió a los ciudadanos 18 meses para dar resultados contundentes. Sólo le faltó el slogan que usó en campaña Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla, su amigo, ex compañero senador y para algunos su “patrocinador” paragüero y electorero: “Si no cumplo, me voy”.

(Para evitar el sospechosismo que surge de la costumbre sobre el pago de favores a los patrocinadores, Graco deberá transparentar las finanzas públicas así como el otorgamiento de contratos y/o concesiones conforme lo establece la ley).

Graco Ramírez se auto define como un hombre de izquierda pura. Jamás ha militado en ningún otro partido. No es un saltimbanqui de la política. Dice no haber ganado por el factor Andrés Manuel López Obrador, asunto que lo sitúa nuevamente en la línea entre la sencillez y la soberbia. (Tal vez se le olvidó el efecto Fox). Nadie duda de su capacidad y su carisma, pero Andrés Manuel contó con casi 16 millones de votantes. En Morelos, López Obrador ganó con 259,910 votos contra 216,770 de Enrique Peña Nieto, 43,140 de diferencia (datos de la Unión de Morelos, 2 de julio de 2012).

Rescato algunas frases de la entrevista con Sabina Berman, conductora del programa de TV Azteca, Shalalá. Aquí las ideas y comentarios:

De las elecciones: no fueron limpias en Morelos. Hubo guerra sucia en mi contra. Llamadas telefónicas, panfletos, espectaculares denostándome.

De Jorge Carrillo Olea, ex gobernador de Morelos: yo promoví un juicio político en su contra. El primero en la historia de Morelos que da resultados. Quedó inhabilitado por 14 años para ocupar un cargo político.

De Marco Adame: sus funcionarios de seguridad pública están en la cárcel, están bajo proceso, y eso nos prueba que hay complicidad, que hay omisión.
En materia de seguridad aseguró que creará una policía única bajo el mando del gobernador. (Esto en una administración dictatorial y represora, sería muy peligroso).

Dijo que instalará 2 mil cámaras, un centro de comunicación C4, replicando el modelo de seguridad del Distrito Federal.
En educación: haremos una inversión de 2 mil quinientos millones de pesos para que los jóvenes que hoy no van a la escuela, lo hagan. Becas de tercero de secundaria hasta la Carrera. Incorporación a un sistema abierto a distancia para los que no cuenten con recursos. En lugar de encarcelar y perseguir jóvenes, los educaremos.

Prometió asimismo someter a todo su equipo de trabajo (incluyéndose) a un examen de confianza y una vigilancia patrimonial. (Una acción que debería ser obligatoria para cada servidor público de México, digo yo. No habría la cantidad de funcionarios ricos que han hecho del nuestro, un país gobernado por miles de políticos corruptos e impunes).

En el caso Cuernavaca: aseguró conseguir recursos para sacar de la quiebra financiera en que se encuentra el Ayuntamiento. Comentó que le dijo al alcalde priista Morales Barud, que se faje los pantalones para no ser tapadera de nadie.

Sobre la Universidad Autónoma de Morelos: conseguirá 250 millones de pesos extras para que ningún estudiante sea rechazado. Esto para cambiar el entorno social de manera radical.

De la delincuencia: jamás entregaremos la plaza. No más impunidad. Saldrá a las calles en caso de otro incidente de histeria colectiva producto de los rumores.

En efecto, estos son algunos puntos fundamentales para lograr la tranquilidad de los morelenses. Ya se dijo pero vale la pena repetirlo: la esperanza de la sociedad está puesta en Graco Ramírez; en la honorabilidad que prometió por parte de sus colaboradores; en el trabajo y bienestar para los ciudadanos; la recuperación de Cuernavaca y de Morelos como una entidad tranquila que invita al turismo, el arte y la literatura; la cultura pues.

¿Podrá?
Existe esa expectativa porque, además de su empeño cuenta con un activo muy importante: Elena, su esposa. Ella es una mujer culta y probada en el sector público, específicamente en el Gobierno del Distrito Federal. Pero esa es otra historia.
Ojalá que el nuevo gobernador sea mejor que los que pasaron por ese cargo; que logre lo que prometió y que no se convierta en una promesa fallida, como muchos de los gobernantes que se hicieron del poder para usufructuarlo en beneficio propio y de sus familiares.

Hasta la próxima.



ARTÍCULOS ANTERIORES
moncler kurtka parajumpers cena canada goose sklep moncler sklep woolrich outlet parajumpers kurtka moncler sale peuterey kurtka damska canada goose warszawa parajumpers outlet canada goose parka canada goose kurtki belstaff kurtka