Pinceladas de Arte Por Kantor
Durante mucho tiempo, muchísimas personas conocedoras y verdaderos críticos de arte, han rehuido, mediante mil excusas y rechazos, la exposición de las mejores obras de arte, a través de la historia de la humanidad. El problema radica en ¿cuáles y por qué son las mejores?, ¿cuáles son las más famosas?, ¿cuáles son las que más nos gustan?, ¿cuáles son las obras –o partes de alguna de ellas– perfectas?

Ante este problema trataré de escribir “algunas pinceladas”. Espero sean de su agrado. Por supuesto no soy historiador o critico de arte y mucho menos escritor. Simplemente soy un comentarista de aquello que considero interesante compartir.

Por más cuidado que ponga en mi escrito, estoy obligado a repetir constantemente los mismos adjetivos, iguales sustantivos e infinidad de verbos. Si las grandes historias de arte en veinte treinta o más volúmenes son desequilibradas y deficientes, por razones de espacio esto será un simple esbozo.

Una evolución del arte puede ser enjuiciada desde posiciones extremas previas, religiosas, políticas, sociales o costumbristas.

Lo importante es lo que agrada a nuestros ojos, lo que nos produce una importantísima atracción y buena vibra a pesar de que nuestros gustos e intereses resulten diferentes. Podemos coincidir en lo que nos agrade. En la estimación del arte no puede o debe haber dogmas. La percepción, la recepción de valores, la grandiosidad, la delicadeza, el mero interés nos dará una pauta para la sensación y apreciación de la belleza. Debemos aspirar a que el hombre medio y no especializado, llegue a mostrar interés, simpatía o admiración hacia estéticas quizá muy alejadas. Hay que provocar la sensibilidad. Olvidarnos cuál es el más caro, el más visto. Concentrarnos en “uno” de los mejores, “uno “de los más perfectos, “uno” de los que más me gusta.

Con mil criticas en contra, haré una similitud usando una pregunta que hace años le hice a un gran enólogo. ¿Cuál es el mejor vino”. Su respuesta fue: “El que más te guste” ¿Cuál es la obra de arte más bella?

La que más te guste.

Una obra genial de arte no vale dinero. El dinero siempre será escaso, poco y roñoso, no importa lo abultado de la cifra si se trata de adquirir un trozo de historia y de grandísima belleza.

El gran arte carece de estimación, aun solo la aproximada. Y la transacción siempre tendrá mucho de simbólico, de histórico, de emotivo.

Si escribo de arte y de belleza debo tocar el punto “museos”. No son pocos los que se forman de alubión, autonombrándose los mejores y más completos. Aún las colecciones privadas tampoco pueden presumir de perfectas.

Y en pintura dos artistas son para mí el top:

Leonardo Da Vinci
, el genio de todas las artes, el genio enigmático del Renacimiento. Leonardo escribió: “Una vida empleada es una vida larga y plena… La fisonomía debe pintarse de tal forma, que sea fácil adivinar, lo que esta pensando el modelo”. Sin embargo, el más famoso retrato del mundo sonríe tan enigmáticamente, que su nombre se ha convertido en sinónimo de misterio: La Gioconda, a la que se olvido o (¿era su estilo?) pintarle cejas y pestañas.

Indiscutiblemente es una de las glorias de la Edad de Oro, de la pintura. Poniendo de manifiesto su genio, en múltiples ramas de la ciencia, hay que decir que fue un hombre moderno, nacido en los albores de nuestra época y que inventó varias de las cosas que la ciencia y el hombre han tardado 500 años en descubrir. Llegó incluso a sugerir la existencia de la energía atómica y además pronosticó a dónde podría llevarnos.

Leonardo estudió ciencias, no como complemento de las bellas artes, sino como parte integrante de éstas.

Leonardo revestía cualquier tema que pintara, con un manto de belleza resplandeciente. Sus profundos conocimientos y la exactitud de sus dibujos, le permitieron  superar cualquier dificultad técnica, con pasmosa facilidad.

Su amor a la vida se pone de manifiesto: mientras pintaba como un dios, soñaba como un hombre de excepción en la conquista del mundo por la ciencia. Sus especulaciones no estaban limitadas ni por el vasto firmamento ni por la profundidad de los mares: su imaginación los abarcaba y los sobrepasaba por igual. Investigó el motivo por el cual las aves vuelan siguiendo la dirección del viento. Y estudió el mecanismo y funcionamiento de las alas de las aves que les permiten elevarse verticalmente.

Sus primeros planos de máquinas voladoras, recuerdan por su forma a la libélula y al murciélago. Fue el primer hombre a quien se le ocurrió utilizar la hélice como medio de propulsión. Proyectó submarinos, casas prefabricadas portátiles, máquinas para laminar, para hilar, aparatos para cortar tornillos, niveladora de tierra, draga para puertos. Montó por primera vez una aguja imantada y concibió la idea de que la tierra no es el centro del Universo, sino que se mueve en una orbita elíptica alrededor del Sol Creó pinturas, como “La Última Cena”, uno de los cuadros mas grandiosos del mundo, pintado en la pared de un convento, balaceado cuando llegaron los soldados de Napoleón. En esa pintura buscó inútilmente el modelo adecuado para la cabeza de Cristo. El ella surge indiscutiblemente la pregunta: ¿Soy yo acaso, Maestro?”.

Se trata de la pintura que rivaliza con el discutido retrato de la Gioconda o Mona Lisa. Dama rica y elegante a quien pinta con traje oscuro y sin alhajas, quizá en señal de luto por el hijo que había perdido. Y donde más que el retrato de una persona real, parece la plasmación de un ideal o sueño de amor.

Domenikos Theotokopoulos, El Greco. Intensidad obsesionante. Maestro moderno de la España antigua. Pintaba generalmente en primavera cuando la luz del sol brillaba más. Sin embargo, en su estudio reinaba una oscuridad casi absoluta.

Cuando algún amigo iba a visitarlo para salir a dar un paseo, las cortinas estaban corridas y no había alguna luz encendida. El pintor generalmente rechazaba la invitación, respondiendo. “No, la luz del Sol, me distraería de la que brilla en mi interior”.

De su diario batallar por comprender y expresar sus sentimientos, surgió su original estilo formado por rostros y cuerpos extrañamente alargados. Esta distorsión ingeniosa y estudiada, produce en sus cuadros un tremendo impacto emocional. Nadie jamás ha logrado pintar como él. Han habido críticos que llamaron demente y no faltó aquel que lo calificara de morfinómano. Pero ambas acusaciones son evidentemente falsas. Basta con estudiar la maestría revelada en sus lienzos, su cuidada composición, para darse cuenta que no es obra de un demente.

Es indudable que uno de los más gloriosos pintores de todos los tiempos, fue ignorado y olvidado hasta casi trescientos años después de su muerte. Su nombre comenzó a ser rehabilitado hasta finales del siglo xix. El Greco pasó del anonimato a la fama mundial de forma casi milagrosa.

El retablo del Conde de Orgaz, pintado para la Iglesia de Santo Tomé, es indiscutiblemente la obra maestra del Greco. En él se ve a San Agustín y San Esteban descendiendo para enterrar al Conde de Orgaz, donde la capa del acólito de espaldas es considerada por los especialistas como una de las “perfecciones” de la pintura. En su “Vista de Toledo”, no la pintó como era en realidad, sino como él la veía en su imaginación, cambiando de sitio edificios y calles para edificar su propia fantasía.

En el “Caballero de la mano al pecho”, una de sus mas célebres obras, muchos tratadistas de pintura indican que pudiera ser don Juan de Silva, Marqués de Montemayor, sin el brazo izquierdo.

Sus apóstoles, santos y en general toda su obra, son muestra del más profundo sentimiento y sensibilidad.

Es más fácil observar una estatua o templo griego, que obras de arte de cualquier otra época. Y es esa familiaridad la que dificulta que apreciemos en momentos la belleza del resto artístico. Eso debido a que fueron los griegos, quienes descubrieron los métodos de representar al hombre.

Museos

El Louvre sigue siendo la quintaesencia de los museos de arte de todo el mundo, con más de 25 millones de visitas. La Venus de Milo, la Batalla de Samotracia, la Mona Lisa, La Colección Egipcia, se posicionan en el primer lugar del ranking de museos mejor valorados por los visitantes.

Los museos Vaticanos, con varios kilómetros de extensión, con la colección de arte de la Iglesia Católica, la más grande e imponente del mundo al albergar obras de Leonardo, Rafael y por supuesto los famosos techos de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel. La cantidad de historia y de Arte que se concentran ahí es impresionante, desde los frescos a las estatuas cada rincón, cada esquina, incluso los suelos, son un gran tesoro.

El Museo Metropolitano de Nueva York es uno de los más grandes del mundo, con más de dos millones de obras de arte, que abarcan desde la antigua Grecia hasta obras de Picasso.

También en Estados Unidos el Centro J. Paul Getty en Los Ángeles, tiene una notable colección que incluye obras de Van Gogh, Monet y Cezanne. Además, el museo es una obra de arte por sí misma, con preciosos jardines e increíbles vistas.

De vuelta en Paris está el Museo d’Orsay. Una antigua estación de tren, con un espectacular techo acristalado, especializado en arte de los siglos xix y xx, alojando una destacada colección del Impresionismo de Monet, Manet, Renoir, Van Gogh.

El Museo Pompidiu con excelentes colecciones de arte moderno y una estructura genial.

La magnifica Galería Uffizi de Florencia, es uno de los museos más antiguos del mundo donde exponen artistas de la talla de Miguel Ángel y Leonardo. Ahí se encuentran algunas de las esculturas inconclusas de Miguel Ángel, consideradas por expertos como la Perfección en la escultura.

El museo de Arte de Chicago, tiene una extensa colección del Impresionismo y del Post Impresionismo, con más de 30 obras de Monet.

El Museo Moderno de Londres, una de las mecas del arte moderno construido en lo que fuera una antigua estación eléctrica. De entre sus obras mas visitadas e impresionantes está “El Horizonte Olvidado”, una de las obras más impresionantes e importantes del ”Genio del Siglo 20”, Salvador Dalí, que forma parte de una de las colecciones más grandes de Surrealismo en el mundo.-

Y por supuesto el Museo del Prado en Madrid, con una de las más extensas e impresionantes colecciones del mundo. Con la más grande variedad de artistas como Goya, Velázquez Murillo y El Greco. Museo de primera clase pues. Las Majas de Goya, Las Meninas de Velázquez, los Santos del Greco, son las obras más vistas. Posee los “Fusilamientos del dos de mayo”. “Los juegos de la gallina ciega” de Goya y “Las Hilanderas” de Velázquez, obras consideradas como perfectas.

El Smithsoniano y la Galería Nacional de Arte en Washington D.C, son espacios impresionantes. Entre otras obras está la “Madona de Leonardo”, considerada mejor que la Mona Lisa. La Última Cena del genio de Dalí. Y esplendidas obras de Andy Warhol.



La naturaleza y el Hombre son considerados, la obra de arte más perfecta. Las obras maestras no lo son por ser perfectas, pero sí por tener algo perfecto.

Las perfecciones: La casucha del Acolito de espaldas del entierro del Conde del Greco. “La tumba de los Médicis”. En la Basílica Laurenziana de Miguel Ángel igualmente la triple escalinata de los Médicis que se resume en una sola rampa, del mismo Miguel Ángel y sus esculturas inconclusas de los “Prisioneros”, “El Esclavo”.

“La sonrisa de la Mona Lisa de Leonardo. “Las botas del primer hombre de “La Ronda Nocturna” de Rembrandt. Las Lanzas de “La rendición de Breda” de Velázquez. Los claroscuros de las “Hilanderas” de Velázquez. La perspectiva de “La Última Cena” de Dalí. El colorido en “Las damas” de Picasso, y fuera de pintura la Alfombra de Ardabil.

De acuerdo a los más expertos especialistas y críticos, las siguientes pinturas y esculturas son las más admiradas, reconocidas y vistas:

Pinturas: En cualquier orden: Los frescos de la capilla Sixtina de Miguel Ángel. El Nacimiento de Venus de Boticceli. Las Madonas de Rafael. Los Autorretratos de Durero. La Mona Lisa, La Última Cena y el San Juan Bautista de Leonardo Da Vinci. Los girasoles de Van Gogh. El Guernica de Picasso. La Ronda Nocturna de Rembrandt. La rendición de Breda. Las Meninas y las Hilanderas de Velázquez. Los fusilamientos del dos de Mayo. Los juegos de la Gallina Ciega y Las Majas de Goya. La persistencia de la memoria, El Horizonte Olvidado, La ultima Cena y el Cristo de San Juan de Salvador Dalí.

Esculturas: También en cualquier orden: La Dama de Elche, La Venus de Milo. El David , La Piedad, El Moisés de Miguel Ángel. El Pensador de Rodin. El Discóbolo de Mirón. La Gran Esfinge, La Inmaculada de Alonso Cano. El Rapto de la Sabina de Giambologna. La Paulina de Canova. La estatua de la Libertad. El Cristo Redentor de Río.

Hay obras de Arte de todas las épocas, desde el año 2,800 antes de Cristo, hasta la Actualidad. En Afganistán se encuentran las pinturas al óleo más antiguas. Son restos de murales que datan de entre el siglo quinto y noveno. Las pinturas representan Budas con túnicas anaranjadas, sentados en medio de hojas de palmeras y bambúes. Fueron encontradas detrás de las estatuas dinamitadas por los talibanes. Las pinturas son cientos de años más antiguas que las primeras realizadas en Europa. Se estima que para las imágenes se utilizó aceite de nueces, de linaza y/o de semillas secas de amapola. Los extremistas talibanes dinamitaron en el 2001 las estatuas de BUDAS, PESE A LAS PROTESTAS INTERNACIONALES. Doce de las cincuenta cavidades, están pintadas con oleos.

Y lógicamente la selección histórica del arte se inicia con las pinturas de las cuevas de Altamira y las pirámides de Egipto, haciendo un recorrido por todo el arte de China y la India especialmente, pasando por las civilizaciones y la cultura clásica.

Nadie conoce cómo era exactamente el Faro de Alejandría, pero todos sabemos que fue una de las siete maravillas artísticas del mundo antiguo. Durante 15 siglos orientó a las naves en el Mediterráneo y sirvió como defensa de la Ciudad. Aún me pregunto cómo fueron capaces en el siglo iii antes de Cristo de levantar una torre de 116 metros de altura.

Para terminar, curiosamente la obra de arte más moderna incluida en todos los expertos, es la instalación de cien mil cajas de aluminio, ubicadas en la Chinati Foundation de Texas. Y es cierto que es complicado verla, ya que hay que recorrer más de 400 kilómetros de desierto.




ARTÍCULOS ANTERIORES
moncler kurtka parajumpers cena canada goose sklep moncler sklep woolrich outlet parajumpers kurtka moncler sale peuterey kurtka damska canada goose warszawa parajumpers outlet canada goose parka canada goose kurtki belstaff kurtka