Carotenoides Por Daniela Ríos Falcón

Estos son compuestos químicos presentes en la naturaleza y de suma importancia para la dieta humana, que presentan propiedades antioxidantes dando coloración específica a las verduras y frutas. Dentro de este grupo se encuentran los carotenos y las xantofilas. La diferencia principal se encuentra en su composición química, la coloración que aportan a los alimentos y los beneficios a la salud.

Los carotenos a su vez se dividen en alfa carotenos, beta carotenos, licopenos y criptoxantinas.

Y las xantofilas en luteína, zeaxantina y capsantina.

  • Los alfa carotenos tienen un 38% más de propiedades antioxidantes que los beta carotenos y ayudan a prevenir o controlar el cáncer de hígado, pulmón y piel.


  • Los beta carotenos son los que se encuentran con mayor abundancia en la naturaleza y una vez consumidos se transforman en vitamina A, que se almacena en el hígado en forma de retinol. También tienen propiedades antioxidantes y actúan como protectores del sistema inmunológico. Se ha observado que la ingesta prolongada de este compuesto puede reducir la absorción de vitamina E, por lo cual siempre se recomienda tener una supervisión médica y nutrimental. Los podemos encontrar en alimentos de color verde obscuro y amarillo anaranjado como son las espinacas, acelgas, verdolagas, papaya, entre otros.
  • Los licopenos son los que le dan el color rojo característico a los jitomates, sandía, y otras frutas o verduras, aportando también un poder antioxidante, esto es, propiedades anti envejecimiento, prevención de enfermedades cardiovasculares como infartos, y la presencia de cualquier tipo de cáncer.
  • Las criptoxantinas  dan el colorante predominante en las naranjas y en algunas otras variedades de maíz, melón, entre otros. En algunos estudios se encontró que este es el caroteno más abundante en el cerebro y con propiedades que retienen el deterioro neural ayudando a prevenir la presencia de Alzheimer.

Ahora hablaré de los beneficios y las propiedades de las xantofilas, que son el otro grupo en el que se dividen los caroteniodes. Los tres compuestos que entran en este grupo son la luteína, zeaxantina y capsantina.

La primera que analizaremos es la luteína; que es un compuesto liposoluble (que se absorbe por un medio graso); ésta tiene como características principales que aporta el color amarillento de las algas, bacterias y algunas plantas,  sirve como protector de la radiación ultravioleta.

 En el cuerpo aparece en forma natural en el ojo, específicamente en la retina junto con la zeaxantina, y se ha estudiado que la presencia de ambas en la visión impiden el desarrollo de enfermedades como degeneración macular, pérdida de la visión, cataratas, entre otras.

La luteína se puede encontrar en algunas hortalizas de color obscuro como la col, espinaca y la lechuga. Y en las frutas como arándanos, ciruelas, peras, manzanas, naranjas o en el aguacate que como ya sabemos forma parte del grupo de los lípidos en el plato del buen comer.

La capsantina es un pigmento de color rojo, también con propiedades antioxidantes muy potentes que ayudan a prevenir el envejecimiento y a evitar la presencia de cierto tipo de cánceres, impidiendo el crecimiento de las células cancerígenas.

Este compuesto lo podemos obtener de los alimentos maduros de color rojo, como son el pimiento y también el jitomate en cualquiera de sus variedades.

Siempre tenemos que incluir en nuestra alimentación, la variedad y frescura de las frutas y las verduras. Quedo a sus órdenes y saben que me pueden contactar en mi coreo o por teléfono. Cualquier duda o aclaración saben que me pueden contactar en mi correo, y agradezco todos sus comentarios y buenos deseos.

Atte. Daniela Ríos Falcón
Cel. 044 22 21 89 86 90

nutritionconsults_mexico@lave.com.mx



ARTÍCULOS ANTERIORES