Como perder peso rápidamente Por Daniela Ríos D. Falcón
Ahora que está de moda bajar de peso o ponerse en forma quiero crear conciencia en todos los lectores para hacerlo de la mejor manera y sin poner en riesgo la salud o la vida misma. ¿Realmente podemos decir que hay algún producto que nos ayude a perder peso en un abrir y cerrar de ojos?, talvez lo haya pero hay que conocer los efectos secundarios o si el producto tiene contraindicaciones.

            Muchos de los comerciantes de estos medicamentos con tal de vender se olvidan de la ética humana y profesional ofreciéndolos cuando sólo deben ser recomendados por un médico y para un determinado grupo de personas, por ello hay que tener mayor información antes de consumirlos.

Existen entre estos las píldoras diuréticas, inhibidoras del apetito, quemadoras de grasa, sintetizadores, reguladores, cremas, jabones y la lista puede ser interminable. Sí, en efecto la oferta es muy tentadora, pero hay que hacerlo bajo la supervisión de nutriólogos, ya que cada metabolismo es diferente a otro, por ello las dietas deben ser personalizadas y calculadas adecuadamente para no alterar las funciones orgánicas


La fiebre por adelgazar ha provocado que una serie de anuncios televisivos hagan ver a las pastillas como milagrosas pero los productos adelgazantes nunca aclaran las dudas con respecto a su uso y eficacia. En teoría, la mayoría de estas pastillas sólo deben recetarse a personas que sufren otro tipo de enfermedades como por ejemplo en el caso de pacientes renales para perder líquidos y a consecuencia se pierde peso o como los que sufren trastornos intestinales y necesitan evacuar, pero en sí esas pastillas o productos no fueron diseñados para perder peso. Sin embargo, la falta de normas y legalización permiten adquirirlas sin restricción o control.

El uso de medicamentos para perder peso nunca van a funcionar si no hay un compromiso real por cambiar los hábitos alimentarios e integrar frutas, verduras, alimentos asados, horneados, empapelados, aguas frescas, carnes bajas en grasa, pescados y desde luego ejercicio que ayude a la utilización de las reservas grasas.

Entre los efectos secundarios de algunos medicamentos para perder peso están la taquicardia, la presión arterial alta, alteraciones hormonales, etc.
           
La función de los medicamentos diuréticos es favorecer la eliminación renal de agua y electrolitos y no la de materia grasa, como ya se había mencionado anteriormente. Están indicados para trastornos renales y otras enfermedades asociadas a la retención de líquidos. Si se administran de manera continua provocan deshidratación, debilidad, cansancio e insomnio.
           
Los laxantes estimuladores del peristaltismo (movimiento) intestinal o ayudan a aumentar el volumen y la fluidez de las heces; es decir, facilitan la evacuación. Su empleo sólo está indicado en caso de estreñimiento, y aún así, siempre bajo control profesional.
           
Los productos que disminuyen la grasa están dirigidos a personas que desean perder peso y grasa corporal rápidamente y se suelen publicitar con mensajes del tipo "productos quema grasa" ó "que queman la grasa localizada", pero lo que realmente hacen es eliminar la grasa que recientemente fue ingerida no la de las reservas. La gran mayoría carecen de fundamento y de algún estudio científico serio que avale sus resultados.

Para establecer una pérdida de peso segura son necesarios algunos estudios para evaluar al paciente que quiere perder peso, como son calcular el IMC (índice de masa corporal), perímetro abdominal y de la cadera; cuando hay una proporción muy alta entre la cintura y la cadera puede ser señal de riesgo de enfermedad cardiaca. También es necesario medir la presión sanguínea, colesterol y azúcar en la sangre, además de conocer la edad, el peso actual, el género, la actividad física, la talla, los antecedentes familiares y enfermedades padecidas a lo largo de la vida, por ello es importante acudir a un especialista para pedir asesoría y asi aprender a comer sanamente.

Lic. en Nutrición y C. A.
Daniela Ríos D. Falcón
nutritionconsults_mexico@live.com.mx



ARTÍCULOS ANTERIORES