El discurso del poder Por Alejandro C. Manjarrez
Frank Sinatra tuvo éxito gracias a que tanto él como su voz y sus canciones llegaban al corazón del público; sabía comunicar sus sentimientos.

Martin Luther King pronunció lo que se considera uno de los mejores discursos que se hayan escuchado (“I have a dream”).

John Fitzgerald Kennedy también ingresó a la historia de las piezas oratorias con su frase: “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti, pregunta qué puedes hacer tú por él”.

Luis Donaldo Colosio, es otro de los personajes cuyas palabras impactaron al pueblo y a los políticos: “Yo veo un México…” Vaya hasta Mario Moreno Cantinflas pudo entrar a ese universo debido a su “histórico discurso” en la ONU (película “Su Excelencia”).

Viene a cuento la reflexión miscelánea porque a partir de esas líneas pudo haber empezado la concepción de la arenga inaugural de Rafael Moreno Valle Rosas, discurso que fue pronunciado el 1 de febrero, día de su protesta como gobernador del estado de Puebla.

Todo es posible.

Antes de verter mi apreciación sobre lo que pasó y se dijo en el acto oficial, le referiré algunos de sus antecedentes:

La de Moreno Valle fue una pieza oratoria trabajada por los cerebros a su servicio. De ninguna manera resultó uno de esos discursillos saturados de ridículas y a veces cursis cargas emocionales. No. Lo que dijo Rafael fue un discurso que validó aquello de que el principio es la mitad de todo. Poca, muy poca historia de Puebla y una notable ausencia de ideas filosóficas. Pero a cambio de ello hubo sendos mensajes pensados para el pueblo, medios de comunicación, académicos y críticos por antonomasia cuya inconformidad, debo decirlo, ha sacado de quicio a políticos tan solventes y habilidosos como Manuel Bartlett, por ejemplo. Fue, pues, un discurso con dedicatorias varias.

Antes de escucharlo había imaginado a los talentos al servicio de Rafael como émulos de aquel “cuadrilátero legislativo” que formaron los letrados Querido Moheno, José María Lozano, Francisco de Olaguibel y Nemesio García Naranjo. Obvio con sus diferencias de época y actitud. Esto porque el “tanque de cerebros” de Moreno Valle, estuvo formado nada menos que por Luis Maldonado Venegas, Fernando Manzanilla Prieto, Luis Banck Serrato y Virgilio Andrade Martínez.

Maldonado, el senador ahora con licencia, abogado y con diplomados en Francia y España. Manzanilla, economista con posgrado en Harvard y además dueño del plus de ser el mejor estudiante latino después de Carlos Salinas de Gortari. Banck no canta mal las rancheras en eso de títulos académicos y políticos: se inició en las campañas presidenciales de Luis Donaldo y Ernesto Zedillo. Y Andrade, abogado del ITAM con posgrados en la Universidad de Columbia.

Cuatro chuchas cuereras, dos de ellos ahora parte del gabinete de Moreno Valle (Maldonado y Manzanilla), personajes que a pesar de no ser poblanos cada uno de ellos tuvo alguna participación en la Puebla gobernada entonces por Melquiades Morales Flores, unos como servidores públicos (Banck y Manzanilla) y los otros como asesores o contratistas (Andrade y Maldonado).

¿Qué escribieron los Luises y Fernando y Virgilio para que Rafael Moreno Valle, leyera, tachara, corrigiera, palomeara y modificara? ¿Cuál fue su propuesta de mensaje político? ¿Cómo interpretaron la directriz de su ahora líder? ¿De qué manera impactó el discurso a la prensa local y nacional? ¿Por dónde le entraron para destacar el legado político, científico, académico, cultural e ideológico de Puebla?.

Me ubico en el recinto oficial de la toma de posesión y le comento.

La praxis discursiva

Mientras escuchaba los indicadores más relevantes sobre lo que el nuevo gobernador llamó el reto que enfrentará su administración, recorrí con la vista el espacio donde se reunieron quince mil de personas, todas ellas asistentes a la toma de posesión de Rafael Moreno Valle Rosas. En esas andaba cuando el vecino de mi derecha comentó a su amigo: “No me gustaría estar en los zapatos del precioso” (se refería a Mario Marín).

Ya no escuché la respuesta del interlocutor debido a que la conversación fue interrumpida por el aplauso del respetable. Seguí atento al discurso y meditando precisamente sobre lo incómodo que pudo haberse sentido el ex gobernador. A esa obvia para, algunos, incomodidad propiciada por los números duros contenidos en la pieza oratoria del nuevo mandatario, todos en contra de la gestión anterior, agregue usted lo que Moreno Valle soltó como para ponerle sabor al caldo: “Como parte del proceso de entrega-recepción, no tendremos más consigna, que la aplicación de la ley. Haremos una revisión puntual, sobre el ejercicio de los recursos de la pasada administración. No habrá persecución, pero tampoco encubrimiento.

“Esta premisa –continuó el gobernador con su voz engolada y poderosa–, no sólo aplica para servidores públicos. Nadie, está por encima de la ley. Para pasar de las palabras a los hechos, instruyo públicamente al secretario de Gobernación, y al consejero Jurídico (por cierto este último hijo de Mariano Piña Olaya, ex gobernador de Puebla), a que inicien de inmediato las acciones necesarias para recuperar el predio conocido como Valle Fantástico, para revertirlo a la propiedad del Estado. Una vez en poder del Gobierno, construiremos en esos terrenos, un Parque Metropolitano, para recreación y esparcimiento de los poblanos.”

“¡Órale!” soltó el amigo del vecino, expresión que me obligó a poner más atención a la plática de este par de camaradas irrespetuosos. Y agregó el del ¡órale!: “A mí tampoco me gustaría ponerme en los zapatos de Marín y menos aun en los Prada de Ricardo Henaine”.

Como no había con quien comentar la perla discursiva, tuve que declararme metiche oficial del vecindario y preguntar a mis desconsiderados vecinos: “¿Ni con el dinero que tienen Marín y Henaine, se animarían?” Los dos se miraron sorprendidos, y uno de ellos me respondió viendo a su cuate: “Pensándolo bien puede que sí pero me iría a vivir a España, a uno de mis palacios”. Las risas discretas de los tres (nótese que me incluyo) quedaron ocultas en el barullo de otro de los aplausos, el que surgió después de que el gobernador manifestó que era orgullosamente poblano y creía en la importancia de la cultura, como elemento de identidad y de superación del ser humano.

Bueno, me dije, quedó bien la pieza oratoria trabajada por Maldonado, Banks, Manzanilla y Andrade. Ahora veremos la definición sobre lo que tantas vueltas le dio Maldonado al decir que si que no y que nadie sabía lo que iba a pasar con la Secretaría de la Cultura concebida por Guillermo Jiménez Morales. Y ¡zas! que surge el acta de defunción de esa malograda dependencia, que por cierto un día antes había festejado su cumpleaños número 28. Espetó el mandatario:

“Acabo de presentar a este Honorable Congreso, una iniciativa, que propone formar el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes. Presidiré personalmente su Consejo Ciudadano y su Junta de Gobierno, y en los hechos demostraremos que el nuevo modelo nos ubicará a la vanguardia nacional y responderá a las expectativas de la sociedad y del sector cultural poblano.”

“Palo dado ni Dios lo quita”, dijo rezando uno de los cultos poblanos que escuchó la sentencia burocrática. “¿Por qué dices eso, maestro?”, lo cuestioné.

“Pues porque el Congreso local fue armado como si fuese un traje a la medida del gobernador”. Por respeto a quienes nos rodeaban (varios diputados federales) preferí callar.

En fin, el discurso de marras fue elaborado con una visión social carente de estigmas partidistas o de personalismos chabacanos. Resultó una pieza oratoria que validó aquello de que el principio es la mitad de todo. Y ese principio podría resultar adverso si no se concretan las acciones festinadas para los primeros cien días.

La mula no era arisca

¿Será cierto que el principio es la mitad de todo?.

Ese, llamémosle indicador, me indujo a hurgar en las entrelíneas y motivaciones del discurso del gobernador poblano, observaciones que empiezo por el mensaje diseñado y articulado para darle la fuerza mediática:

Para los medios de comunicación, locales y nacionales, resultó de alto impacto el tema de “Valle Fantástico”, una fracción de varias hectáreas ubicada en la mejor zona de Puebla. La razón: el asunto había sido “fertilizado” por el estilo heterodoxo de Mario Marín, decisiones enriquecidas por el propio Ricardo Henaine, quien las truqueó para su santo. Se trata de una “donación onerosa” cuyo propósito original es ecológico. De ahí que lo dicho por el nuevo gobernante haya propiciado la buena respuesta de la sociedad que está hasta el gorro de las componendas entre los políticos. La reacción de los gobernados produjo una digamos que palomita de confianza.

Por la cara que pusieron es obvio que los académicos escucharon complacidos las palabras con que el mandatario se refirió a los rectores poblanos (y a José Narro Robles, de la UNAM), preámbulo a su mención sobre la revolución educativa que se propone, palabras que medio atemperaron el bullicio que siempre provoca la presencia de la controvertida maestra Elba Esther Gordillo Morales. Después vino lo que nunca falla en estas “inauguraciones”: la para ellos importante lluvia de cifras, datos y estadísticas que, además de mostrar la problemática de Puebla, encueró a la administración pasada que, al parecer, en seis años no sólo no pudo disminuir los índices de todo lo malo que ocurre en la entidad, sino que hasta los agravó.

Creo que los políticos y críticos por antonomasia se sintieron tomados en cuenta debido a que, según dijo Moreno Valle, por primera vez en la historia de la Puebla burocrática el gabinete está conformado con personas de diferentes ideologías y partidos. Diría Jesús Ortega: “y aunque Convergencia lleve la delantera, no hay fijón”. Otra de las menciones que resultó musical para los oídos curados del efecto “canto de sirenas”, fue la frase: “sin importar su origen partidista hemos acordado con los presidentes municipales…”

La festinada derogación de la tenencia resultó otro detonante de la simpatía popular. De alguna manera Rafael confirmó que habrá millones de pesos de ahorro, cantidad que beneficia a los ya de por sí sufridos poblanos cuya economía no da mas que para irla pasando y a veces con el Jesús en la boca. Esa nueva alcancía en el gasto familiar, se complementa con una noticia alentadora: la derrama económica que empezó al otro día de la toma de posesión, el 2 de febrero, dineros que producen el sonido de las campanitas que acompañan a la esperanza. Sumándole las cantidades a invertir, llegamos a los 23 mil 200 millones de pesos, la mayor parte en un lapso de 100 días.

Para evitar que el lector naufrague en el proceloso mar de las cifras que rebasan con mucho a las cuentas del gran capitán, le comento la última de esta entrega: tres millones de poblanos podrán tener acceso al Seguro Popular. O sea que la clase económicamente depauperada está a un tris de resolver sus problemas de salud. Pero como siempre ocurre, hay un negrito en el arroz digamos que federal: todavía no existe un censo de salud, es decir, lo que los médicos llaman diagnóstico clínico familiar, iniciativa y preocupación que proviene del diputado federal tlaxcalteca y doctor Julián Velázquez Llorente.

Con este discurso entre asertivo y mediático echamos a volar la imaginación positiva. Algunos pensando en que por fin se acabará la pobreza generacional y la marginación tradicional. Otros suponiendo que se detonará la economía para pasar de los últimos lugares en todo, a la vanguardia del progreso integral. Quizá. Claro que dependerá de que la tecnocracia se enriquezca con la propuesta social que, por citar a uno de los genios de las finanzas, bosqueja el ahora arrepentido capitalista George Soros.

Queda una duda que prometo ir dilucidando: si los nuevos secretarios del gabinete morenovallista trabajarán por Puebla, o si quieren resolver su futuro familiar, o si llegan al cargo con la misma actitud que distinguió a los déspotas ilustrados.

Olvidémonos de las experiencias que hicieron a la mula arisca, y démosle a los nuevos servidores públicos, el beneficio de la duda.

acmanjarrez@hotmail.com



ARTÍCULOS ANTERIORES
moncler kurtka parajumpers cena canada goose sklep moncler sklep woolrich outlet parajumpers kurtka moncler sale peuterey kurtka damska canada goose warszawa parajumpers outlet canada goose parka canada goose kurtki belstaff kurtka