EL BESO Por Flavia Lillian Carrera Rivera
Te invito a detenerte unos minutos y a sentir, concentra tu atención en esta pequeña zona de tu cuerpo, los labios, tócalos, pasa tu lengua por ellos, mordisquéalos suavemente, sóplales, pasa alguna textura diferente, cambia la temperatura… ¿te das cuenta cómo en tan poca extensión se puede experimentar muchísimo?

Los labios están abundantemente irrigados y tienen una gran cantidad de terminaciones nerviosas, es por eso que son extremadamente sensibles.  Además de conectarnos al sentimiento, desde nuestras primeras experiencias en la vida que las conocemos a través de la boca y ya más tarde sentimos emociones por medio de este contacto.

El beso se define como el contacto de los labios, con alguien o algo. Es una actividad muy común en seres humanos/as, principalmente para demostrar afecto. Existen diferentes tipos de besos, desde los fraternos hasta los pasionales. El Kama Sutra lo reconoce como parte esencial de los preliminares, dándole suma importancia y dedicándole amplio espacio en su texto.

En las parejas es una forma de expresar sentimientos y pasión. Específicamente en los besos boca a boca, se dice que el intercambio de saliva, determina la química entre las personas.  Una de las grandes ventajas del beso, en muchos lugares del mundo, es que puede ser una actividad pública, es decir, no es necesario estar en un lugar privado para poder saborear sus delicias.

En el beso, están incluidos tres de los 5 sentidos, que son: el gusto, tacto y olfato, por tanto es extremadamente sensible. Se dice que los/as trabajadores/as sexuales, no dan besos en la boca a sus clientes, simplemente por ser un acto de mucha intimidad.

También es importante mencionar que la estructura de la boca proporciona un sin número de actividades más allá de tocar labios, ya que se puede utilizar lengua, dientes, aliento, succión y a decir verdad, hay tantos besos como imaginación se pueda tener.
 
Es importante mencionar, que dar un buen beso, otorga muchos beneficios como:

  • Placer.
  • Ejercicio de todos los músculos de la cara, que por lo general movemos solo en secciones.
  • Liberación de sustancias que producen sensación de bienestar en el organismo.
  • Incremento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, por consiguiente la oxigenación de todo el cuerpo.
  • Quema de calorías, dependiendo del tipo e intensidad.
  • Aumento de la producción de saliva, por tanto ayuda en la limpieza de los dientes.
  • Alegría y felicidad.

Siendo una actividad tan sencilla, que llevamos a cabo con bastante frecuencia, en ocasiones puede caer en una rutina, dándolo por simple protocolo, o tal vez por costumbre, o por que así debe ser, dejando de esta forma, de sentirlo.

En las parejas que han olvidado besarse, observen como va el resto de su relación, tal vez ya paso a un punto de “amor de hermanos/as”, si es así, es un buen momento para volver a encender esa pasión; y el beso puede ayudar muchísimo, ya que es una manera fácil de mantener el contacto, aumentando el vínculo y la confianza.

No caigas en la rutina del beso, detente a darlo bien, con conciencia, con sabor.

¿El mejor beso? El que te excite y que te haga vibrar, sentir, sonreír, sin importar la técnica o el tiempo.

Te propongo que beses, que hagas conciencia de tus besos, que te des cuenta a quien besas y como le besas, si algo de lo que haces con tus besos no te gusta, modifícalo, siente a la otra persona mientras la besas y percibe si igual lo está disfrutando.  En pareja, atrévete a llegar a las zonas del cuerpo  olvidadas, no dejes de besar ni un centímetro, a veces nos quedamos en el cuello; el día de hoy te invito a que dejes a un lado tabúes y beses a tu pareja: en los labios, en la cara, en el cabello, en las orejas, en el cuello, en el pecho, en el abdomen, en la espalda, en las nalgas, en los genitales, en las piernas, en los pies y disfrútalo, permítete también ser besado/a…

Un beso, una actividad muy sencilla, que no nos cuesta nada y nos puede hacer muy felices y hacer feliz a alguien mas (trillado, pero así es).

f_lillianc@hotmail.com
ARTÍCULOS ANTERIORES