EL ÉXITO TAMBIÉN ES TUYO Por Sue Aguayo

Le agradezco a Dios la maravillosa oportunidad de dirigirme a ustedes a través de estas líneas, mensajeras de fuerza, paz, fe, pasión y sobre todo amor.

Con la finalidad de contribuir siempre a su mejora personal, brindando una serie de tips y herramientas capaces de desarrollarnos cada día mejor y con una perspectiva positiva y soñadora. Porque la base de la vida y felicidad, son los sueños .

     ¿Y cómo hacer realidad los sueños?
     He tenido el privilegio de leer, escuchar, observar y analizar, a diversos autores que hablan acerca del éxito y de cómo conseguirlo, llegando a la siguiente conclusión.

      Existen tres claves esenciales y cinco actitudes fundamentales para lograr nuestras metas y vivir anclado al triunfo y por lo tanto a la felicidad y realización.

Actitud 1. El valor de un guerrero.
Sin duda el ponernos frente a un reto por lograr, nos da un sentimiento de incertidumbre, sin embargo, no debemos renunciar por miedo a nuestra felicidad, el éxito nos da satisfacción y las caídas sabiduría. Nunca es tarde para realizar tus sueños, tus ideales; ¿dónde dice que nuestros más íntimos y especiales anhelos, tienen fecha de caducidad? Camina siempre con valor y no des pasos retrocediendo, más bien avanzando, siempre hacia tus sueños.

Clave 1. Preparación.
En la actualidad, quien no tiene los conocimientos no obtiene los puestos.
Debemos dominar el área en la cual nos hemos de desarrollar, debido a que existen auténticos especialistas que desean tomar nuestros lugares, prepárate cada día mejor en todas tus zonas de vida; recuerda, en el trabajo hay alguien que ambiciona tu cargo; en la escuela, existe algún compañero que hará todo por ser el primero en la clase; en tu casa, no dudes que anda por ahí un vecinillo que se quiere quedar con tu mujer, o, una secretaria con tu marido, así que a prepararse mejor siempre buscando saber y tener más y mejores herramientas para alcanzar el éxito.

Actitud 2. La inteligencia de un sabio.
Cada una de nuestras acciones, conlleva una consecuencia, ésta puede ser positiva o negativa; todo depende de las decisiones que tomemos.
No basta tener el conocimiento, también hay que saber cómo hacer uso de él.
Antes de dar un paso, piensa bien a donde quieres llegar, analiza el camino a tomar y observa el panorama con detenimiento. Recuerda que las malas decisiones frenan la prosperidad; conviértete en un ser proactivo, en aquel que decide sus actos; y no te vuelvas un reactivo, que sólo actúa por impulsos biliares.

Clave 2. Constancia.
 El éxito, no es únicamente alcanzar la gloria y los títulos; el éxito inicia con cada uno de los intentos por lograrlo.
Tomas Alba Edison, antes de inventar la bombilla eléctrica, realizó 5000 intentos, y fue, hasta el 5001, cuando logro hacer que encendiera la laminilla; así que debemos seguir intentando hasta lograr nuestros sueños. No importa cuántas veces caigas, siempre levántate, sacude tu ropa y sigue caminando e intentando, porque en cada intento, estarás más cerca del éxito.

Actitud 3. EL RESPETO DE UN SIRVIENTE.
Todos tenemos derecho a pensar, ser, soñar, vestir y vivir de diversas maneras; y nadie debe intentar cambiar a los demás, tú puedes hacer lo que gustes de tu vida, mientras no dañes o afectes a los que te rodean; las diferencias enriquecen a las sociedades, toma lo mejor de cada persona y comparte tus ideas, no olvides, el respeto es la paz.

Clave 3. Seguridad en ti mismo.
 Para crear hay que creer. Nada se mueve sin fe.
El mayor obstáculo de la cultura mexicana, es el no creer en sí mismos, es el sentirse inferiores, pensar que sólo el adinerado, o extranjero es quien merece el éxito. Realmente el éxito es de quien se siente seguro de alcanzarlo, nadie es mejor o peor que nosotros, todo aquel que se decide puede ser exitoso; todo es cuestión de sentirse seguro, no dudes, recuerda que tenemos toda la capacidad de ser los mejores; si lo puedes soñar, lo puedes lograr.

Actitud 4. La humildad del más pequeño.
La humildad es la llave maestra para abrir cualquier corazón.
Créete bien lo que eres y quien eres, mas, no te sientas superior a los que te rodean; Dios nos dio las mismas capacidades de sentir, por lo tanto no hagas menos a los demás, recuerda, siempre hay algo que aprender de quienes están junto a nosotros; jamás sabremos todo y siempre habrá un todo por aprender.
     Haz de la humildad tu mejor compañera.

Actitud 5. El amor de una madre.
Todo lo que hagas, hazlo siempre con amor, y con amor te será devuelto.
La base del éxito, es el amor, ama a tus deseos, ama a tus sueños, ama a tus anhelos más especiales; será la única manera de no desistir en lograr el éxito.
Apasiónate de tus proyectos y no renuncies a ellos; recuerda la fuente de la juventud, son los sueños, así que si dejas de soñar, serás un muerto en vida. Vive cada día al máximo y no dejes de soñar.

Recuerda: el éxito también es tuyo.
No olvides, este espacio es para ti, haznos llegar tus comentarios a sueaguayo@hotmail.com y visítanos en www.sueaguayo.com.mx
SUERTE Y ÉXITO EN TODOS TUS PROYECTOS.

Atte. SUE AGUAYO.
MENTE Y CORAZÓN SIEMPRE.


ARTÍCULOS ANTERIORES