06
Mar, Dic

Es una estupidez la confrontación

Réplica
Tipografía
  • Diminuto Pequeño Medio Grande Más Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Si es joven y sufre un abuso de cualquier índole; reclame, únase con los otros, busque justicia...

 

Después de ver la entrevista de Carlos Salazar, presidente saliente del Consejo Coordinador Empresarial a Carlos Slim, poderoso magnate de nuestro país, recordé los comentarios que me han expuesto empresarios de otros países acerca del incipiente desarrollo de nuestra tierra.

¿Por qué México no crece tanto teniendo tanto? Es la pregunta que nos hacemos muchos. Y la respuesta de los que nos observan de fuera es por la confrontación de unos con otros. El frenar al otro, atacar, difamar, bloquear, tratar de que no exista desarrollo y éxito en el prójimo, se ha convertido en el modo de operar de muchos mexicanos.

El éxito en otros territorios se logra por el apoyo entre sí, no solo en el ramo empresarial, también en el político y social. Los patrones en otras economías logran compartir sus negocios con sus pares, los pequeños se unen para crear grandes conglomerados, con precios justos y calidades excepcionales, sin el —por qué le voy a compartir este trato al otro si yo me puedo llevar las utilidades solo—, y con esa actitud no logra el empresario siquiera competir, generar un proyecto y concretarlo.

Y así es en muchos sectores…

En el periodismo cuando atacan a un miembro del gremio, sobre todo a un columnista o director, son pocos los que se unen o muestran solidaridad fuera del comentario en las redes sociales, y con esto incentivan las peores atrocidades del gobernante mafioso con actitudes gansteriles. No obstante, los reporteros mexicanos dieron un ejemplo de dignidad y congruencia al protestar en diversas tribunas de la nación, después de los homicidios de sus compañeros en el país. Reporteros o periodistas que quizá no conocieron en persona o nunca llegaron a leer las opiniones de aquel que defendieron, defienden y defenderán. Una luz para el futuro de los comunicadores mexicanos. Qué no cese.

Otro grupo que nos ha demostrado que la unión hace la fuerza, es el a veces menospreciado sector estudiantil. Los jóvenes, sobretodo en la comunidad universitaria han alzado la voz en múltiples ocasiones. A ellos los guía el ideal que defienden, ya sea un homicidio de uno o varios de sus compañeros, una injusticia, las deplorables condiciones de el lugar de estudios, las corruptelas de sus autoridades, las credenciales mediocres de sus profesores, la ineptitud de sus dirigentes, el despilfarro de los administradores.

En las universidades públicas los abusos a la plantilla estudiantil se pagan con la destitución del rector, y en las privadas con el cambio de campus del estudiante, y con ello el eventual cese del manda más (quien pierde matricula estudiantil, pierde el rumbo). Por esa enjundia idealista, es que a los jóvenes se les escucha con mayor interés, porque se entiende que un conflicto sin atender los amalgama para convertirse en el arma mortal del tirano o del incompetente.

Así debería ser y podría ser en la sociedad civil. Un abuso; un grito de miles o de millones. Una oportunidad en la empresa; una unión entre expertos para la creación de una compañía productiva, eficiente, perfecta.

Cito al Ingeniero Slim. “Desgraciadamente, México es un país milagroso pero hemos desaprovechado las oportunidades, las destruimos. Es una tristeza cómo acabamos, cuando tenemos un momento de gran oportunidad, cómo acabamos con él y ha sido repetitivo”.

Si es joven y sufre un abuso de cualquier índole; reclame, únase con los otros, busque justicia.

Si es empresario; vea la forma de conformar un equipo, tenga ética, profesionalismo, calidad, amor por lo que hace y triunfe.

Si es periodista; únase, apoye, levante la voz, mañana podría ser usted.

Si conoce a alguien que actúa por algún interés obscuro o sirve a aquellos que quieren ver a México derrotado; ignórelo.

Hasta la próxima

Miguel C. Manjarrez