Hay muchas veces que la funcionalidad sexual empieza a decaer o simplemente empieza a modificarse con el paso del tiempo. ¿Qué sucede? La verdad es que es solo un proceso natural, o tal vez social o psicológico.

Hay muchas cosas que pueden terminar con una relación de pareja: la falta de amor, la intervención de personas ajenas, el no establecer un compromiso, la poca comunicación y la llegada de la terrible rutina en el campo erótico.

A veces se nos olvida que alguna vez fuimos niños; tal parece que crecer es sinónimo de seriedad, malicia, competencia, formalidad; perdiendo así la inocencia, la creatividad, la fantasía, el juego, la risa; que, por supuesto, quita la oportunidad de pasar momentos maravillosos en pareja.