Las muertes más extrañas de la historia

Entretenimiento
Tipografía
  • Diminuto Pequeño Medio Grande Más Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La muerte es a lo único que no tenemos escapatoria. Algunos son visitados por ella repentinamente, otros luchan por vencerla y los más suertudos la esperan en la plenitud de la vida mientras duermen. Existen muertes muy comunes y enfermedades también muy comunes...

 

Muchas veces sabemos que morimos lentamente al tomar entre las manos un cigarrillo y constantemente inhalar su, para algunos "delicioso" aroma. La muerte que no avisa, llega de manera imperceptible para la víctima, en algunos casos de maneras inimaginables. Te presentamos algunas de las muertes más raras en la historia del hombre.

 

Rudy Eugene (2012)

Este caso es conocido como el "zombie de Miami" quien bajo los efectos de una nueva y poderosa droga masticó el rostro de otra persona y se necesitaron 7 disparos para detenerlo.

 

Thomas Midgley (1994)

Patentó 170 invenciones. Por su creatividad y la enfermedad que lo postró en la cama, (Poliomielitis) se vio obligado a crear una especie de ayuda mecánica con cuerdas y poleas para realizar tareas repetitivas, las cuerdas lo estrangularon por lo que su invento terminó por quitarle la vida.

 

Gus Grissom, Ed White y Roger B. Chaffee

Estos tres astronautas murieron asfixiados dentro de la nave espacial Apolo, por un incendio que consumió el oxigeno.

 

Arrio (336)

Fue envenenado en el año 336 con un poderoso veneno cuya reacción lenta provocó que se destruyeran sus órganos internos provocando después de una severa diarrea, la expulsión de los intestinos, lo que provocó su muerte durante la visita del Emperador Constantino I.

 

Esquilo (455 AC)

Este dramaturgo de la antigua Grecia recibió una predicción del oráculo que le explicaba su muerte. Le anunciaba que sería aplastado, por ello se refugió lejos en el campo, donde no hubiera ningún objeto que pudiera caerle encima. Un ave de rapiña, (Gypaetus Barbatus) conocida por dejar caer sus presas, lanzó una tortuga desde las alturas, cayendo en el cráneo de Esquilo, lo que produjo su muerte inmediatamente.

 

Vic Morrow

Murió decapitado en un set donde se llevaba a cabo la filmación de la serie “Dimensión Desconocida” cuando un helicóptero perdió el control luego de una explosión generando la muerte del actor con las aspas de la aeronave.

 

Christine Chubbuck

Esta conductora de noticias, haciendo alarde al amarillismo del canal 40, anunció que traería una primicia de sangre y entrañas, sacó un arma corta y se disparó en plena transmisión.

 

Isadora Duncan

Mientras viajaba en su convertible, usando la bufanda que le caracterizaba, la madre de la danza moderna, murió estrangulada y de manera instantánea cuando la bufanda se atoró con la rueda y la lanzó a la calle mientras recorría algunos metros hasta que el chofer se dio cuenta por los gritos y avisos de los espectadores en la acera.

 

Rey Adolfo Federico de Suecia

Falleció en 1771 a los 61 años después de comer langosta, caviar, sopa de repollo, ciervo ahumado, champaña y 14 platos de semilla rellena de mazapán y leche.

 

Hans Steininger

Famoso por tener la barba de un metro y medio, en 1567 al huir de un incendio, se atoró con ella y al tropezar se rompió el cuello y murió.

 

Hasta aquí algunas de las muertes más extrañas. Por lo que llegamos a la conclusión del dicho que reza lo siguiente: cuando te toca, te toca.

 

Hasta la próxima

Redacción Réplica