25
Mar, Ene

En México los políticos solo ven por sus intereses. Esto les obliga a simular, a engañar a los ciudadanos, a manipular a la gente valiéndose de tretas mediáticas y verborrea de a centavo.

Los políticos son empleados del pueblo, no más. Su deber es cumplir con lo que a Administración Pública se refiere. Administrar los recursos que emanan del pueblo. 

El PRI –Según comentarios de sus enemigos –está en decadencia, en la tercera edad, senil, muerto, en sus últimos momentos, hecho polvo, dinosáurico, agónico, sirviendo al proyecto personal de Salinas en la antesala del fracaso.

Más artículos...