06
Mar, Dic

Con la oscuridad no se hace la luz

Réplica
Tipografía
  • Diminuto Pequeño Medio Grande Más Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El único problema de deshumanización del mundo es que todos quieren tener razón cuando de verdad no la tienen...

 

 

El único problema de deshumanización del mundo es que todos quieren tener razón cuando de verdad no la tienen y todos quieren tener protagonismo (o fama) en todos los espacios sociales cuando, en equilibrio, no existen suficientes motivos racionales para ello. El caso es que eso precisamente que ellos hacen es un imponer un procedimiento social que, además, se contrapone a la ética tal como es solo la ética, sí, con su reprobar incondicional a aquello que no es ético (aunque se haga pasar por ético).

Todos (o casi todos) responden a la realidad con una obvia irrealidad o con una metodología de irrealidad, ¡claro!, algo que significa solo neto desequilibrio. Por una parte, demasiados seres humanos van corrigiendo, preparando, informando, guiando a otros seres humanos por medio solo de un seudobién; por otra parte, demasiados seres humanos van diseñando (quizás porque reciben demasiada desinformación-retoricismo o irracionalidad sublimada) un bien a la medida de ellos (o un falso bien), con el cual ya modelan-determinan todas sus acciones o sus hechos.

El efecto de eso es que, en la sociedad, solo prevalecerá ya el derecho del que sublima estupidez sobre el derecho (o sobre la dignidad) del que saca las cosas de tanta estupidez; y también prevalecerá siempre una falsa valoración, montada a través de un lenguaje irracional (eufemista, alineado a un abuso de poder, adulador, bipolar, tóxico de terquedad irracional, etc) que anula cualquier convicción mental sana en cualquier ser humano.

Lo que hay que comprender es que, en equilibrio, solo cada ser humano puede responder a los hechos reales o a la realidad con un lenguaje que castigue-elimine siempre a la confusion-manipulación y premie siempre a la concienciación (que únicamente es consecución racional).

Ése es y será el camino-lenguaje equilibrado por el cual, en consecuencia, se llega a una no estupidez o a una no ignorancia de fondo de cualquier digna sociedad.

Sí, entre otras cosas, es el mismísimo lenguaje el que permite o no permite que gane la mentira en la comunicación humana (o entre las relaciones humanas); es el mismísimo lenguaje, estable, en su sano sentido común, en su justa racionalidad, el que prepara las mentes de los seres humanos hacia un equilibrio, ¡sin duda! Siendo eso lo que de verdad cambia la sociedad.

También y por último, todos los medios sociales siempre van buscando hacer famoso-importante algo que contiene un error (algo demagógico, eufemista, morboso, frivolizador-enturbiador-manipulador) solo porque lo pueden hacer, solo por eso. ¡Algo involucionista u horrible!; es como si aprovecharan el tener un poder únicamente para buenizar un mal, sin que así nunca ya se intente parar a una sinrazón.

Yo considero que cada ser humano puede ser inhumano con miles y miles de errores que está cometiendo, pero siempre será el camino de la razón el que le impide ésas tantas posibilidades de inhumanidad o de sutil destrucción. Y es, ése camino, el que le evita también el sinsentido de tantas manipulaciones, terquedades, confusiones e injusticias. Así es.

José Repiso Moyano