05
Dom, Feb

Por sus troles los conoceréis

Réplica
Tipografía
  • Diminuto Pequeño Medio Grande Más Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

No deben menospreciar a los ciudadanos, que son sus gobernados, pero también sus amos y señores. Llegará el día en que la sociedad se de cuenta de eso. Dios nos escuche...

Escribí un articulo mofándome de los “logros” del alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, el cual titulé: Primer Informe de Gobierno, (Sátira). Recibí sendas críticas y ataques por parte de los troles controlados por el área de Comunicación Social del Ayuntamiento de Puebla.

¿Por qué troles del municipio?, fácil y sencillo. Solo escriben porras y defensas al don Lalo. Con ínfimos seguidores, 3, te atacan y se burlan. Me tocó a mi, ya qué.

Entonces me puse a revisar las cuentas que salen en defensa de los gobernantes en nuestra Puebla de los “ángeles”. Descubrí que no es una simple defensa, es una serie de insultos, descalificaciones y en ocasiones hasta amenazas de muerte, a mi no me amenazaron de muerte, aclaro.

Supuestamente las plataformas de redes sociales están pendientes de cuentas agresivas y de reciente creación que incumplen sus regulaciones, porque nos guste o no, son plataformas de empresas privadas que tienen sus reglas, y hay que cumplirlas. 

¿Entonces?, por qué pululan esos defensores de los gobiernos estilo pandilla. Creo, que es porque no se les denuncia.

Pero, como lo he escrito en otras ocasiones, no existe ciudadano alguno que se desviva en defender a un político, no en México, no en Puebla, no en China o en Corea, (bueno puede ser en la del Norte). En ningún lado. Los políticos son administradores públicos, a quienes mediante el voto se les elige para eso, administrar la lana de los contribuyentes, por lo que, si tapan un bache o detienen a un ladrón, no se les agradece o aplaude, es su trabajo y para eso se les paga. Y qué decir de los periodistas, aquel que defienda a un político, no es un periodista, así de simple. Decían en la ONU: son publirrelacionistas. Y qué vergüenza dan, eso lo digo yo.

Quizá haya alguno que otro poblano que esté feliz con alguna acción de nuestro alcalde, pero, pondrá un tuit, o publicará en su Facebook un comentario positivo, pero nada más, no creo que haga un TikTok musicalizando una porra con pompones y toda la cosa. No está todo el día defendiendo al político que usted prefiera.

Me pregunto: en las reuniones con el gobernante, en esas donde dejan los celulares afuera, le comunicarán al alcalde, en este caso al de Puebla, sus estrategias poco ortodoxas de comunicar insultando a los ciudadanos que ejercen la libertad de expresión y hacen reclamos justificados y sobre todo respetuosos. Dirá don Eduardo: Sí, pégales, insúltalos, agrédelos, amenázalos, y mándame una copia para reírme. No lo creo, aunque amigos cercanísimos me contaron un zafarrancho que hizo don Lalo en el Instituto Oriente, donde se le salió el chamuco. Estuvieron presentes, nadie se los contó, por lo que existe una duda razonable de que este actuar se haga con la venia del señor.

En fin, respetados comunicadores sociales de los gobiernos, si existen asuntos que defender, háganlo con argumentos contundentes, y así quedarán mejor. Con insultos, descalificaciones, arrebatos, gifts burlones y demás atrocidades en la comunicación política, solo ponen piedras en el futuro del patrón o patrona como servidor público.

No deben menospreciar a los ciudadanos, que son sus gobernados, pero también sus amos y señores. Llegará el día en que la sociedad se de cuenta de eso. Dios nos escuche.

Si me pasa algo, ya saben quién fue.

Gracias por leer mis artículos

Paty Coen