Anorexia, desde el punto de vista nutricional

Salud
Tipografía
  • Diminuto Pequeño Medio Grande Más Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ésta es una enfermedad mental en la que se presenta una distorsión de la imagen, en donde aunque el paciente esté delgado ellos se miran en el espejo como personas obesas.

El nombre que se le ha asignado a esta enfermedad no es correcto, ya que las personas que el padecen nunca pierden el apetito, al contrario, siempre tienen hambre y la reprimen.

Existen diferentes señales que nos indican si estamos cerca de esta enfermedad: los pacientes quieren verse cada vez más delgados y se niegan a mantener un peso igual o por encima del valor mínimo normal, es decir, tienen un peso por debajo del 85% del ideal; presentan un miedo intenso a subir de peso o a ser obesos; una alteración muy marcada de su percepción, exigiéndose mucho más al realizar cualquier acción; en caso de ser mujer presenta una amenorrea que es la falta de menstruación de por lo menos 3 meses consecutivos.

Para tener más claros los aspectos de esta enfermedad, debemos saber también que existen diferentes tipos de anorexia: la que está definida como anorexia restrictiva y otra que se le denomina anorexia compulsivo purgativa.

La diferencia entre cada una de ellas es muy sencilla: la restrictiva es aquella en la que los pacientes se privan de la comida hasta llegar a un grado de inanición que muchas veces conlleva a la muerte. Existen casos en los que presentan una perdida de calor, es decir el cuerpo ya no es capaz de mantener el calor corporal, comienzan a tener pérdida de piezas dentales, les comienza a nacer un bello muy fino en todo el cuerpo llamado lanugo, los huesos de las caderas están tan expuestos que el hecho de estar sentados les causa dolor, tienen insomnio, irritabilidad, realizan ejercicio excesivo, entre muchos otros síntomas.

En la anorexia compulsivo purgativa lo que sucede es que quieren perder peso consumiendo laxantes, haciéndose lavados intestinales, induciéndose el vómito utilizando diuréticos o purgantes para así sacar lo poco que hayan consumido; esto a la larga trae como consecuencia una deficiente absorción de los nutrientes, ya que las paredes del intestino están casi desechas; al recurrir al vómito las paredes del esófago y la cavidad bucal, debido a los jugos gástricos, se encuentran quemadas y muchas veces hasta los dientes se encuentran porosos, así mismo los huesos comienzan a presentar osteoporosis.

El tratamiento que estos pacientes deben llevar a cabo es multidisciplinario y debe ser por medio de la interacción de médicos, psicólogos y nutriólogos. Cada uno va a enfocarse en el área correspondiente.

Primero que nada, no se puede llevar a cabo una dieta para subirlos de peso si no se ha corregido la imagen que tienen de ellos mismos; lo principal es que se den cuenta del daño tan grave que están haciendo y el sufrimiento tan grande que están provocando a los seres que les rodean; Posteriormente es posible tratar de alimentarlos, pero esta etapa tiene que ser aún con reservas, debido a que el aparato digestivo está muy afectado y no podrá digerir adecuadamente, además de que podrían presentar un infarto porque el corazón ya no está acostumbrado a trabajar normalmente.

Cada caso es diferente y cada historia tiene su propio final. Tratemos de combatir esta enfermedad para que no gane la muerte y la moda. Si conocen algún caso notifíquenlo, espero que no sea demasiado tarde.

Como siempre estoy para servirles.

 

Daniela Ríos Delgado Falcón