22
Sáb, Ene

Don Chucho, el cincuentón (Crónicas sin censura 22)

Réplica y Contrarréplica
Tipografía
  • Diminuto Pequeño Medio Grande Más Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

¿Sabía usted que Jesús Hernández Torres es uno de los más distinguidos miembros del jet set nacional?

Este columnista (al fin provinciano) acaba de comprobarlo en las páginas de El Universal (6 de junio 1994) con el comentario del reportero Cor “el fabricante de estrellas”, quien refiere la fiesta organizada por don Chucho para celebrar su primer cincuentenario, pachanga que por cierto se llevó a cabo en el más famoso restaurante taurino del Distrito Federal.

Gracias a la información aparecida en la sección de espectáculos del diario referido, nos enteramos que el Coordinador del Programa Regional de Desarrollo Angelópolis es un personaje de reconocida calidad humana y digno de ejemplo político. Que su hospitalidad se sustenta en la conocida idea de que: "Los brindis no sean cuando ya no eres, sino cuando llegas a la gran edad, que es medio siglo, juventud y experiencia, evaluación de ayeres (tiempo de) recoger afectos."

    También supimos que cuando Chucho sustituyó a Margarita López Portillo en Radio, Televisión y Cinematografía (RTC) obtuvo el tigre de la rifa porque la sucesión fue harto comprometedora. Esto es porque "el capital anterior de RTC era el que deseaba la dirección y Chucho apenas si esbozaba una sonrisa cálida." (Como quien dice tuvo que tragarse los estragos que la esotérica musa ocasionó en esa área que durante seis largos años fue coto familiar).

 "Pero a veces menos mal - escribe el reportero de las estrellas–, puede más la amistad que el dinero."

    De igual manera nos acabamos de enterar (perdone usted la ignorancia) que el ahora casi poblano hizo “a su estilo una nueva Dirección de Radio, Televisión y Cinematografia que granjeó voluntades” y que su “pelota” fue María Felix a la que casi comprometió a morir en el set. Tanta información, nos dio oportunidad de aumentar nuestra cultura con datos como el siguiente:

María Félix entró “a una de las salas de la Cineteca Nacional acompañada de la tenue música que interpreta María Bonita, el himno del amor, según Agustín Lara. Y la voz de Marco Antonio Muñiz fue el regalo inesperado. Prueba de que alguna vez el cine mexicano estaba hecho por majestades. ”  Quizá ensimismado –patidifuso pues –por semejante expresión del séptimo arte en vivo y en directo, el cineasta Alfonso Rosas Priego dejó salir de su ronco pecho la siguiente expresión que debe haber arrobado a don Jesús: “Encontramos por primera vez un funcionario creativo, aparte de un amigo comprensivo. "

    El actor Enrique Rocha y el periodista Ricardo Rocha fueron otros de los importantes invitados para festejar el medio siglo de don Chucho. Uno de ellos - el actor - sedujo a la concurrencia cuando con afecto fraterno le dijo al festejado: “Eres el servidor público que encuentra al ciudadano. Y el amigo de nosotros (…) A los cincuenta años aumentas el caudal de valor. "

    Ojalá pueden reproducirse en Puebla los éxitos que ha tenido en la Ciudad de México el coordinador del gran esfuerzo que busca rescatar la grandeza de nuestra entidad. Si así fuere, cuando don Jesus ingrese a la tercera edad, seguramente los poblanos repetiremos la fiesta y, por qué no, podríamos recetarle frases tan, o más cursis, que las de sus fans del jet set del celuloide.

    Mientras eso ocurre (es nuestro mejor deseo), el lector me permitió platicarle una discusión entre políticos futuristas, dijo el legalista.

–Ricardo Menéndez no puede sustituir a Cañedo porque de acuerdo con la Constitución no son elegibles como alcaldes los electos en el ayuntamiento inmediato anterior.

–¡Claro que puede! Sólo tiene que encontrar la forma de quedarse con el cargo de Coordinador General del Programa de Desarrollo Angelópolis - contestó el pragmático–.

¡Por favor! –Contestó el legalista - para ello le hace falta codearse con las estrellas.

8/II/1993

Alejandro C. Manjarrez