Cuando las cosas en el sexo fallan

Sexualidad
Tipografía
  • Diminuto Pequeño Medio Grande Más Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Hay muchas veces que la funcionalidad sexual empieza a decaer o simplemente empieza a modificarse con el paso del tiempo. ¿Qué sucede? La verdad es que es solo un proceso natural, o tal vez social o psicológico.

 

La parte física se ve afectada con el paso de los años ya veces queremos seguir funcionando como si tuviéramos 20, en realidad las hormonas y el mismo envejecimiento del cuerpo hacen que esta situación se mermada, y no estoy hablando de tener mas de 60 años , de hecho empezamos a envejecer desde los 30.

A la par de la parte física, se encuentra lo social y lo psicológico; en lo social entra la cuestión laboral, claro que ya no tenemos el mismo tiempo que a los 20, ya un trabajo y una familia implican menor disponibilidad, mayor tiempo fuera de casa y mucho más desgaste, lo que conlleva estrés que afecta de manera importante lo psicológico y lo social.

Hay algo de lo cual muchas parejas se quejan y se llama rutina: esta es una gran enemiga de las relaciones, sobre todo de las que llevan varios años, si le sumamos lo anterior, es bastante probable que exista alguna “falla” en el componente erótico. Y escribo “falla” entre comillas, porque de verdad puede ser que nada esté fallando, si no que simplemente hay muchos cambios y no se ha sabido como adaptarse.

Y pues ¿qué podemos hacer cuando el amor sigue vivo, pero lo físico ya no te deja, el estrés es apabullante, el trabajo es agotador y ya estás cansado / a de siempre lo mismo? En terapia sexual, se trabaja con parejas que desean reavivar esta llama del amor y lo que se pide es un gran compromiso por parte de ambos / as. A continuación algunas estrategias para hacer que estas "fallas" pasen y se logre una sexualidad placentera:

  1. No eres el / la mismo / a de hace años: este punto es primordial y de verdad no hay que esperar funcionar como cuando éramos más jóvenes, sin tantas responsabilidades encima. Mas bien hay que adaptarnos a cada cambio. El simple hecho de hacer esto puede hacer la diferencia. Hay gente que me dice: “cuando era joven aguantaba 6 veces” pues sí, pero ahora ya no, ya veces mas vale 1 de calidad. Hay que vivir cada etapa de la vida con lo que corresponde.
  2. Comunícate con tu pareja: al paso de los años, una gran pérdida que aparece, es la de la comunicación. Será importante que ahora puedan platicar a profundidad, pueden ir a algún lugar, preparar algo especial y de verdad platicar, ustedes dos, que es lo que está faltando en la relación erótica. Y es momento de proponer, de hacer cosas diferentes e incluir aquello que has tenido ganas y no lo has pedido. Sería divertido hacer una lista de cosas diferentes, que puedan ir cumpliendo.
  3. Sé realista: y junto con el punto anterior, ten en cuenta tu estado físico, tu salud, tu tiempo disponible, la presencia de hijos/as; ya que todo esto modifica la forma de la relación erótica.
  4. Diviértete: deja de hacer el amor de manera formal, ríete, juega, inventa y sobre todo sé creativo/a. Puedes cambiar el lugar habitual, utilizar disfraces, integrar algún juguete erótico, todo aquello que haga la diferencia y además te haga disfrutar.
  5. Realízate una revisión médica: en ocasiones algunas enfermedades se manifiestan con disfunciones eróticas, así que es muy importante hacer un chequeo médico; una vez al año será suficiente para personas sanas. Si padeces alguna enfermedad crónica, debes estar en contacto permanente con tu médico/a.
  6. Acude a terapia sexológica: si necesitas ayuda, pídela. Acude con un/a profesional en el área, un/a ginecólogo/, un/a urológo/a o un/a psicólogo, podrán ayudarte, sin embargo, si el problema es sexual, el/la especialista en ésta área será el/la sexólogo/a. Quita el miedo de ir a una consulta de este tipo, créeme que si es el caso te ayudará muchísimo.
  7. Imprime novedad: cambios, incluso muy sencillos harán la diferencia: mover los muebles de lugar, cambiar el diseño y material de las sábanas, estar a media luz, poner música de fondo, cualquier cosa que te saque de la rutina va a ser fascinante.
  8. Escápense: pueden programar un fin de semana, una tarde o una noche para estar ustedes solos/as, esto ayudará mucho a fortalecer la intimidad.

 

Y si ahora te has dado cuenta que en realidad lo que pasa, se puede resolver de manera sencilla, pues manos a la obra, de lo contrario no dejes de pedir ayuda a un / a especialista.

Hasta la próxima.

 

 Flavia Lillian Carrera