Se ve, se siente y está presente; la prostitución

Vida & Sociedad
Tipografía
  • Diminuto Pequeño Medio Grande Más Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La prostitución implica promiscuidad, que te acuestas con muchos. Pero la promiscuidad no implica prostitución.

¡Ah!, la prostitución...
Divino tesoro dicen los proxenetas.
El oficio más antiguo del mundo, escriben sociólogos, arqueólogos e historiadores.
Una industria en crecimiento constante, aseguran los economistas.
Fuente de inspiración, comentó Agustín Lara a sus amigos.
Si es un delito, dice Alejandra Fonseca, ¿quién lo comete, el que paga o el que cobra?
Mal necesario, reconocen los moralistas inteligentes, que difícilmente se cuentan con los dedos de la mano derecha.

 

Hay chavos y chavas que son muy promiscuos y ello no significa que estén prostituídos. Ahí es donde está el foco rojo porque igual y las personas que se dedican a la prostitución se informan porque de eso viven. Pero las universitarias o las empleadas no saben; creen que no va a pasarles nada aunque se acuesten con varios. Olvídate de lo moral. Sigue siendo el mismo problema de salud.

Se trata, pues, de una actividad con sus razones y sinrazones; por ejemplo: el placer, la tranquilidad social, el equilibrio emocional, la creatividad literaria misógina, el proceso iniciático sexual, la corrupción de la autoridad, el relajamiento, la inmoralidad, el contagio de enfermedades venéreas, la promiscuidad y desde luego la muerte por inmunodepresión. 

¿Por qué lo de “tesoro ?, preguntará el lector. Pues porque la prostitución es una “industria” que produce al año poco más de 70 mil millones de dólares, de los cuales los “padrotes profesionales” se llevan en promedio 10 mil dólares al mes por mujer que controlan. “Un negocio redondo y con historia”, diría cualquiera de los empresarios sin escrúpulos. E incluso hasta podría argumentar que al inicio de nuestra era en Pompeya se construyeron elegantes edificios, cada uno con varias plantas y muchas habitaciones por piso, espacios donde los frescos alusivos al placer representaban la importancia del erotismo (se rescató uno de ellos para mostrárselo al turismo).

El músico Agustín Lara, producto de los lupanares, autor de “Aventurera”, aquella mujer que vendía caro su amor, debe haber sabido que mil 500 años antes de Pompeya existió Sodoma, la ciudad de los excesos. Así lo dice la Biblia (Gen.19: 27'28), el libro más leído, texto en el cual se explica que sobre esta ciudad cayó el castigo divino que no fue otra cosa que una intensa lluvia de ceniza que cubrió a sus habitantes que formaban una sociedad entregada a los placeres de la carne. Por ello, cito, “Yahvé hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego ... destruyó estas ciudades y cuantos hombres había en ellas”. Igual que quince centurias después pasó con Pompeya.

Pero el tiempo que todo lo cura, y la ciencia que destruye los mitos, y la cultura que produce conocimiento, se juntaron para desterrar o modificar las creencias basadas en el pensamiento mágico. Ahora son las leyes diseñadas por el hombre las que regulan y controlan los excesos de la prostitución, normas que por imperfectas a veces funcionan y en ocasiones no, debido, entre otras cosas, a la mano corruptora de las mafias que han hecho del placer sexual una especie de franquicia. Y de ese tipo de delincuencia dependen los inmigrantes, las mujeres, los menores de edad y los transgéneros, grupos que "venden caro su amor" ... o lo regalan según su estado de ánimo. Funcionan en Rusia y en México y en el mundo. Y su riqueza es tan abundante que con ella pueden corromper (y lo hacen) a cualquier autoridad (la que sea).

Para no poner nerviosos a nuestros políticos, ejemplifico lo anterior con la costumbre que relajada indujo a los gringos a regular el lobby, la vieja usanza política en Estados Unidos:

A principios del siglo pasado los llamados lobbies usaron el escándalo y la corrupción como "fuerza invisible" capaz de cambiar los principios morales y jurídicos de aquellos entonces. Se valían del chantaje y la intimidación basada en las costumbres sexuales de congresistas y políticos. Así obtuvieron prebendas del gobierno o indujeron al legislador a modificar y rechazar las leyes que podrían afectar los intereses de la mafia o de empresas cuyos valores se ciñen al dinero, nada más. De ahí la contaminación ambiental. Y por ello los crímenes de Estado. Fenómenos ambos que son consecuencia de la corrupción, que también incluye el sexo y, obvio, la prostitución femenina, de transgénero, infantil y homosexual.

Huyéndole a la moralina común en los grupos retardatarios, Revista Réplica se animó a entrarle al tema dándole un espacio permanente para que los lectores conozcan o se emocionen o se asusten o se indignen por lo que ocurre en ese ambiente: desde la explotación sexual tradicional, hasta el comercio puesto de moda por los pederastas; desde la pornografía infantil hasta la corrupción de la política y de los políticos cuya afición al sexo no tiene barreras ... ni sexo. Como dice la letanía popular: se ve, se siente y está presente.

Hoy ofrecemos a nuestros lectores la entrevista con Alejandra Fonseca, una de las investigadoras que mejor conoce el fenómeno de la prostitución. Ella es defensora de los derechos humanos de las prostitutas. Y también escritora y articulista en varios medios de comunicación. 

Entrevista

 

RR  ¿Que te ha impactado más en la vida?

AF Cuando estuve trabajando con las personas que se dedican a la prostitución y que incluían niños, niñas, hombres, mujeres tanto jóvenes como adultos e incluso ancianos. Y lo que tiene que ver con la muerte de las personas que se dedican a la prostitución. Hubo un tiempo en que cada semana había cuatro muertos. Y como se trata de personas muy discriminadas, me hice cargo de todo: identificarlos, recuperar el cuerpo y sepultarlo.

 

RR  ¿Cual es el conflicto existencial más común entre los sexoservidores, hombres y mujeres?

 

AF La aceptación, el hecho de que son rechazados por sus familias y porque toda su vida andan intentado ser aceptados y asumirse con la preferencia que eligieron. Esto porque la mayoría de los hombres que son homosexuales muy en su interior desean ser mujeres; el sentirse mujeres pero verse hombres es un conflicto que nunca van a resolver. Quieren ser felices con lo que han elegido pero la vida les dio otro cuerpo. La primera es la aceptación interna y la otra es la aceptación externa, que la gente los acepte sino como mujeres, sí como homosexuales ...

 

RR  ¿Qué le recomendaría a los hombres y mujeres que contratan los servicios de sexo?

 

AF Que se cuiden mucho. En alguna ocasión, cuando trabajé con estos grupos (llevo 30 años en ello) me decían que las personas que se dedican a la prostitución son un foco de infección. Yo les respondía que sí, pero a ellos y ellas alguien los infectó. Nosotros teníamos controlados estos sectores y además ganamos un reconocimiento a nivel internacional en Brasil con el departamento de microbiología con la Universidad Autónoma de Puebla. La razón: se erradicaron las infecciones de transmisión sexual ...

 

RR  ¿Dónde y en que lugar hay más incidencia de prostitución en Puebla?

 

AF La prostitución es un fenómeno que también tiene que ver con la economía: donde se mueve más dinero es donde más personas van a prostituirse. En las ciudades importantes, sobre todo cuando el ciclo económico es alto. Por ejemplo, con los aguinaldos. Y Puebla es una ciudad con mucha incidencia. Lo mismo ocurre en los municipios importantes como Tehuacán, Izúcar de Matamoros y San Martín Texmelucan, cuando en los días de plaza se mueve mucho dinero. Como ahora las prostitutas ya son taiboleras o artistas no tienen problemas cuando se meten en un bar. Y en casi todas las carreteras federales siempre existe un bar en el que esta permitido el taibol y ya no se castiga tanto. Se castiga a la mujer que anda en la calle, que esa es una de las cosas controvertidas, porque al final de cuentas tú dices: nada más vamos a castigar a las que están en vía publica. ¿Y a las demás? ¿Entonces qué es lo que estamos castigando? Una vez cuando dijeron, vamos a hacer en Puebla una zona de tolerancia, yo les dije: está bien pero que vayan todas las que son no nada más las que vemos. La prostitución en ese sentido, yo creo que no puede ser castigada. Hay tres maneras de tratarla: prohibirla, permitirla y reglamentarla o regularla. El artículo quinto de la Constitución establece que podemos hacer con nuestro cuerpo lo que queramos. Entonces hay una contraposición porque al final de cuentas, ¿cómo te comprueban que te estás prostituyendo? ¿Por qué estás en la calle parada? Se debe castigar al que recibe y al que paga y aquí sólo se castiga al que recibe, la persona que se dedica a la prostitución, la que incita, supuestamente. Se quiere reducir la prostitución al simple acto genital y la prostitución es muchísimo más que eso. La prostitución abarca una economía subterránea: te pones a pensar en una persona que vive de la prostitución, de eso paga su renta y la luz; paga el teléfono y el servicio de transporte; con lo que gana paga colegiaturas, libros. ¿Se va a prohibir? ¿Los comerciantes te van a decir que no porque ese dinero proviene de la prostitución?

 

RR  ¿Qué piensas de la autoridad, hace bien su papel o funciona mejor con incentivos de corrupción?

 

AF La autoridad hace un papel ridículo, pésimo. Numero uno: porque generalmente quienes levantan a estas personas son los inspectores. Y con todo el respeto que los inspectores merecen, no son personas que tengan algún tipo de capacitación para saber tratar e identificar cuando una persona se prostituye o no. Desde luego no hay un criterio definido. Número dos: cuando los llevan al juzgado calificador se guían por lo que dice el inspector y por el otro lado, cuando le preguntas a cualquier persona que está en el ayuntamiento (que es la primera instancia que debe tratar el asunto), no saben qué es prostitución, ni idea tienen. Se prohíbe la prostitución, pero para prohibir algo primero tienes que definirlo, y no está definido en el código. Hay una serie de cosas tan imprecisas que cuando hay imprecisión, todo se vale. Dicen que se va hacer algo al respecto de la prostitución y terminan cayendo en estas corruptelas porque siempre hay una puerta abierta para salirse. Yo lo que creo es que se debe regular y no se regula la prostitución, se regula la convivencia. El peor error de las autoridades es que cada vez lo hacen más clandestino y ello genera más corrupción, menos seguridad para las personas. Y estamos hablando de niños, de matarlos, de hacerles lo que sea porque son los seres que casi están en el desecho, pertenecen al lado oscuro de la sociedad. Esa clandestinidad lo hace todavía más ... Antes de abordar a la prostitución desde el punto científico u objetivo, se le ha castigado y condenado moralmente. No es un problema moral. La moral es personal, la ética si se puede discutir ... Si tú pones una semilla en tierra fértil con agua y sol, lo más natural es que esa semilla de repente empiece a germinar. Si tú pones en una sociedad todas las condiciones que tenemos, lo más normal es que la prostitución suceda. Vivimos en un neoliberalismo en donde todo tiene un precio. Las personas que se dedican a al prostitución fueron las primeras que se globalizaron y fueron neoliberales porque venden todo, entonces ¿cómo podemos juzgar cuando vivimos en un sistema de ese tipo...?

 

Cada nivel social genera la prostitución que necesita. El obrero, el cargador, tiene a la persona que se dedica a la prostitución que igual y le cobra 50 pesos el servicio. El empresario o político puede pagar a lo mejor mil pesos la noche. El dinero es el que manda pero es el nivel social en el que estás inmerso, entonces en ese sentido, puede ser tan buen cliente uno de alto nivel como de bajo nivel porque pagan lo que la persona les solicita y dicen que una buena prostituta. El hecho de ser prostituta no es sale, ven te abro las piernas y va. Es toda una psicología y servicios que ellas aportan y cumplen fantasías. Luego me preguntan que es lo más importante de la prostitución y todo el mundo cree que el sexo y no, es la fantasía ... La fantasía es lo que más les da miedo por eso que somos una sociedad reprimida, por eso a las personas que nos permiten o despiertan las fantasías se les castiga, se castiga la fantasía, no la sexualidad ni la genitalidad. 

 

RR  ¿Hay nuevos tipos de prostitución?

 

AF No que se hayan puesto de moda sino que se escucha más de ellos. Generalmente cuando se habla de prostitución se piensa en la mujer heterosexual a la que el hombre le paga. Después oímos mucho del homosexual, es un hombre al que le paga otro hombre pero lo que más se ha oído y desde luego es ya muy evidente es cuando hay un hombre que es heterosexual al que la mujer le paga, con eso de la liberación femenina . A estos que se les llama gigolos, playboys, son prostitutos.

 

RR  ¿Cuál es la edad mínima y la edad máxima a tu parecer para ejercer la prostitución tanto en hombres como en mujeres?

 

AF Pues mira, si me voy por lo que he visto, yo he visto a niños y niñas de dos y cuatro años que los prostituyen y si se trata de personas mayores, he visto personas de ochenta años que se prostituyen. Por eso te hablaba de las etapas de desarrollo humano. Hay niños que están siendo prostituidos por otros niños, niños de ocho años que quienes los prostituyen o los usan como homosexuales son chavos de 14 años. En cuanto a la edad luego dicen que a los dieciocho años y no es cierto, lo que pasa es que esa situación no se atiende porque hay muchos prejuicios acá. La iglesia católica con toda su tradición judeocristiana ha hecho mucha mella; ahí están los sacerdotes pederastas. Por ejemplo, al padre Maciel le dicen que pida perdón. ¿Cómo que sólo pida perdón? ¿De parte de quién? Si lastimó gente, emocional, física y espiritualmente a las personas. Esas son las cosas que deberían ser más congruentes y dónde una discusión ética debe tomar lugar. Es ahí dónde debemos tener una posición amoral, éso fue lo que me permitió conocer todo lo que conozco. Yo dije: yo tengo mi moral pero esa es mía no tengo derecho de meter mis prejuicios para conocer a la gente. Inmoral es el que va en contra de la moral. Acá no vas en contra del a moral sino que la haces a un lado y vámonos con la ética.

 

RR  ¿Existe cierta rivalidad entre los travestís y las prostitutas mujeres?

 

AF Yo creo que depende del cliente, en un momento dado que el cliente quiere probar que se siente estar con un homosexual vestido de mujer, pues claro que va a echar a una mujer a un lado. Pero en cuanto a si hay rivalidad en el ambiente de ellos, no la hay porque saben que cada quien tiene a su clientela y saben lo que cada quien va a dar y tiene. Ahora, que algunos travestís saben cómo engañar y hacer creer que es mujer, pero bueno, tendrás que ser muy ingenuo. Ahí es donde necesitamos educación, para que los chavos de trece o catorce años que están tratando de despertar a sus fantasías, no se vayan con la finta porque hay muchos travestí que engañan ...

 

RR  ¿Qué consejos darías tú a los lectores de esta revista, tanto hombres como mujeres con respecto al tema de la prostitución?

 

AF Infórmense, tomen información de las infecciones de transmisión sexual, cuídense porque el índice más alto en sida está en los jóvenes. Cuídense mucho porque luego con el alcohol y los chochos que se meten, en un momento dado el éxtasis es todo y en él está todo el placer que te puedas beber, meter o montar, cuídense mucho porque el sida si da ...

 

RR  ¿En Puebla se han erradicado las infecciones de transmisión sexual en el mundo de la prostitución? ¿Cuáles se han erradicado?

 

AF De eso yo no te puedo decir porque precisamente hace dieciocho años yo dejé de estar al frente de un programa que tenían en el ayuntamiento. Yo creo que esas estadísticas nadie las tiene. Ahora, sí me atrevo a pensar que el índice es alto porque ni la Secretaría de Salud ni del Ayuntamiento ni la Universidad Autónoma de Puebla tienen programas que aborden el problema.

 

La prostitución implica promiscuidad, que te acuestas con muchos. Pero la promiscuidad no implica prostitución. Hay chavos y chavas que son muy promiscuos y ello no significa que estén prostituídos. Ahí es donde está el foco rojo porque igual y las personas que se dedican a la prostitución se informan porque de eso viven. Pero las universitarias o las empleadas no saben; creen que no va a pasarles nada aunque se acuesten con varios. Olvídate de lo moral. Sigue siendo el mismo problema de salud.

Alejandro C. Manjarrez