Hace quince años recibí tres valiosos consejos que me han permitido desarrollar y disfrutar el género de la columna. Me los dio Irma Fuentes, a quien solo vi en dos ocasiones, en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, cuando ella reporteaba para el periódico Novedades y yo para el Rotativo.

Desgraciadamente las Asambleas para escuchar puntos de vista distintos y tomar decisiones ya no existen, ahora sólo cuenta un criterio que no tiene fundamento científico ni jurídico.

Más artículos...